Hace mucho tiempo que quería preparar esta sopa de tomate asado con albahaca. Me gusta muchísimo usar el tomate en las cremas en verano y en mi casa ya sabéis que no faltan ni el gazpacho, el salmorejo ni la porra.

Pero las sopas calientes de tomate también son lo más. me gusta mucho su sabor y además a veces se convierten en salsas improvisadas de las que mi hijo es muy fan.

Esta es la receta a la que he llegado después de varias pruebas y que se basa en la receta que una amiga turca me dio este invierno después de que nos la pusiera en una cena de domingo en su casa de Bruselas. Hacía mucho frío y el simple olor de sopa caliente al llegar a casa ya me conquistó.

Las expectativas se cumplieron y la sopa de tomate resultó un verdadero placer. Es curioso cómo cambia el sabor del tomate cuando está crudo, frito o como en este caso asado.Nunca había asado tomates y es un verdadero placer. la casa se llena de un aroma especial que te hipnotiza y que hace que desees abrir el horno y comértelos todos.

El secreto de esta receta de sopa de tomate es el tiempo de cocción y por supuesto el aceite de oliva virgen extra que debe ser de la mejor calidad para lucir bien el sabor del tomate. ya sabéis que soy super fan de los aceites de O-Med que os recomiendo así que no lo dudéis si buscáis un bien aceite.

El otro factor clave es el tiempo: cuanto más tiempo estén en el horno los tomates mejor sabor tendrán y por tanto mejor sabrá nuestra sopa de tomate. Horno medio y unos30 minutos para que el sabor se impregne bien. ¿No se os hace la boca agua? A mi sí, así que vamos ya a por la receta de esta rica sopa de tomate.

Ingredientes

  • 2 kg de tomates rojos
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra O-MED Picual
  • 1 manojo de albahaca fresca
  • 1 manojo de tomillo fresco
  • sal
  • pimienta
  • 1 cebolla
  • una cucharada de vinagre de Módena
  • 2 dientes de ajo

 

Preparación

Precalentar el horno a 185 grados

Lavar y cortar por la mitad los tomates. Los colocar boca arriba y los salpimentamos. Rociar un poco de aceite de oliva virgen extra. Les damos la vuelta y volvemos a salpimentar. Añadir unas hojas de albahaca y hornear durante 30-40 minutos hasta que estén bien asados.

Picar la cebolla y los dientes de ajo. En una cacerola ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y pochar la cebolla y los ajos a fuego medio bajo, durante al menos 10 minutos hasta que la cebolla esté tierna y coja un suave color dorado.

Añadir entonces el vinagre y los tomates con todo el agua que hayan soltado. Subir el fuego medio.-alto y dejamos saltear durante unos 5 minutos hasta que todo se haya integrado. Añadir un manojo de albahaca fresca y con ayuda de un robot de cocina o una batidora de mano, triturar hasta obtener luna textura lisa y fina.

Servir la sopa de tomate bien caliente con cuscurros de pan, ry unas hierbas. Yo usé tomillo fresco. Terminar con un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra.

Trucos y consejos

  • Servir la sopa de tomate acompañada de rebanadas de pan tostado untadas de aceite y ajo
  • Usa tus hierbas frescas favoritas
  • Tiempo de preparación: 50 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 8

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest