La tarta tatin es probablemente la receta francesa más pedida en lo que a dulces se refiere. Tiene mil versiones y cada una más rica que la otra, así que cuando me he decidido a traeros eta receta estaba claro que algo tenía que cambiar.

La masa de la tarta tatin podemos hacerla a mano, o podemos usar una masa de hojaldre o masa quebrada ya preparada. Pero yo he preferido variar la masa y creo que os va a sorprender porque queda crujiente como si fuera un milhojas pero de la manera más fácil que puedas imaginar.

Además la vamos a acompañar de una salsa de caramelo salado que le va fenomenal al helado con la que la vamos a servir. ¿Se te hace la boca agua? ¡Pues empezamos ya!

Ingredientes

Para las manzanas

  • 5 o 6 manzanas, peladas, partidas por la mitad y sin corazón. Las manzanas deben ser Golden, Reineta o Granny Smith porque tienen un punto ácido y se mantienen muy bien una vez horneadas
  • 200 g de azúcar
  • 75 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 2 cucharadas de Grand Marnier o Brandy opcional

Para la base

  • 10 hojas de pasta filo
  • 100 g de mantequilla
  • 30 g de miel
  • 60g de sirope de arce
  • 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
  • 80 g de almendras tostadas y picadas

Para el caramelo salado (mejor hacerlo la víspera)

  • 160 g azúcar
  • 30 g de mantequilla sin sal
  • un pellizco de sal maldon
  • 170 ml de nata líquida con al menos un 35% de grasa

Preparación

En una sartén de derretimos el azúcar a fuego medio-bajo, para que se derrita uniformemente, pero sin mover hasta que al menos la mitad del azúcar se derrita y se convierta en caramelo.

Una vez que esto suceda esto, movemos y continúe cocinando hasta que casi todo el azúcar esté disuelto. Agregamos entonces la mantequilla, la vainilla y el licor, movemos bien y añadimos las manzanas.

Calentamos el horno a 190 ºC con la rejilla en el medio del horno y cocinamos unos 15 minutos mientras preparamos la masa.

Derretimos la mantequilla, la miel, la vainilla y la sal en un tazón.

Pintamos con la mezcla una hoja de masa filo, luego espolvoreamos con las nueces picadas. Colocamos otra capa de pasta filo sobre las nueces y la untamos con la mezcla de mantequilla y espolvoreamos con más nueces. Repetimos con todas las hojas de pasta filo terminando con una hoja de masa filo y mezcla de mantequilla, pero dejando la parte superior sin nueces.

Colocamos sobre la sartén o cacerola donde tenemos listas las manzanas y doblamos la masa bien cubriendo toda la superficie (si es necesario recortamos con unas tijeras las esquinas un poco)

Horneamos unos 20 minutos hasta que la masa filo esté dorada.

Para el caramelo, en un cazo ponemos el azúcar a cocer. Cuando esté bien dorado y de color oscuro, retiramos del fuego y con mucho cuidado añadimos la sal y la mitad de la nata. La mezcla comenzará a hervir con muchas burbujas (mucho cuidado porque si salta podemos quemarnos mucho).

Cuando la mezcla haya dejado de burbujear, añadir el resto de la nata y la mantequilla, y volver a poner el cazo al fuego. Cocer durante un par de minutos hasta que le caramelo haya espesado. Poner en un bote y dejar enfriar fuera de la nevera.

Cuando la tarta esté lista la sacamos del horno. Esperamos unos minutos y le damos la vuelta a la Tarta Tatin en un plato para servir.

Trucos y consejos

  • Puedes sustituir la pasta filo por una masa quebrada preparada
  • Como está más rica es tibia y acompañada con helado o un poco de nata semi montada
  • Sustituye las almedras por nueces o avellanas.
  • Tiempo de preparación: 1 hora
  • Dificultad: media
  • Raciones: 10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest