Estas rosquillas de Pascua con crema de chocolate han sido el resultado de dos antojos esta tarde: un dulce tradicional pero con todo el sabor del chocolate.

La receta es la de las rosquillas de toda la vida. La receta que hacían en mi casa mi abuela y mi madre y que tantas tardes de Semana Santa y de Pascua nos ha acompañado en casa.

Pero mi hijo quería hoy algo de chocolate así que las hemos acompañado conn un poco de crema y han resultado ser un acierto. Espero que a ti te gusten también. Ya me contarás.

Ingredientes

Para las rosquillas

  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos
  • la ralladura de 1 naranja
  • la ralladura de medio limón
  • 500 g de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo tipo Royal
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra calentado y luego templado
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 50 ml de licor de anís o agua o zumo de naranja
  • 1 pellizco de sal

Para freír

  • abundante aceite de oliva

Para terminarlas

  • un poco de crema de chocolate, o de chocolate con avellanas y azúcar para rebozar

Preparación

En un cazo, calentamos ligeramente el aceite si que llegue a humear. Lo pasamos a un bol y reservamos.

En un bol ponemos los huevos con el azúcar y las ralladuras de naranja y limón y batimos bien hasta obtener una crema espumosa y suave.

En otro bol mezclamos la harina con la levadura y un pellizco de sal. Reservamos

Añadimos el aceite de oliva ya templado y el anís, agua o zumo de naranja y volvenos a meclar un  minuto o dos.

Con ayuda de un colador, tamizamos la mitad de la mezcla de harina sobre el bol y volvemos a batir.

Añadimos el resto e la harina tamizada y terminamos de amasar. Sacamos la masa del bol y amasamos un minuto a mano. Si la masa no se pega a la encimera es que está lista para dejarla reposar. Si se pega amasar un poco más. Devolver al bol y tapar con un paño. Dejar reposar al menos media hora.

Pasado el tiempo de reposo, nos ponemos un poco de aceite en las manos y comenzamos a formar bolas. Las haremos del tamaño de una pelota de golf o algo más pequeñas y con el mismo dedo les hacemos un agujero en el centro.

Preparamos un plato con un papel absorbente y reservamos.

En una sartén grande ponemos el aceite a calentar. Cuando esté caliente ponemos a freír las rosquillas, cuatro o cinco cada vez. Les vamos dando la vuelta hasta que estén doradas por todos lados. Es importante que el aceite no esté demasiado fuerte ya que quedarían doradas por fuera pero crudas por dentro.

Las ponemos en el plato con papel absorbente.

También podemos hacerlas al horno. A 180 grados unos 20 minutos dándoles la vuelta pasados 10 minutos. La textura no será igual pero estarán muy ricas también.

Luego las pasamos por un poco de azúcar y las terminamos con un poco de chocolate.

Para ello atemperamos un poco de crema de chocolate en el micro y la ponemos en una manga pastelera o una bolsa de congelados. Hacemos un pequeño corte y derramamos la crema sobre las rosquillas en forma de zig zag, y ¡listas para disfrutar!

Trucos y consejos

  • Las rosquillas podemos prepararlas a mano o con batidora eléctrica pero con una batidora eléctrica es mucho más cómodo y a mi me da la sensación de que quedan más suaves, pero a mano salen muy ricas también
  • Dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 15 minutos más tiempo de reposo
  • Raciones: 22 rosquillas dependiendo del tamaño

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest