Hoy partimos de Romerberg, la sorpresa de Frankfurt para luego hacer una Mermelada de calabaza con vainilla que no vas a olvidar y que querrás hacer a todas horas.

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 14 (1 de 1)

Pero comenzamos con Romerberg, la sorpresa de Frankfurt y una de las plazas más importantes en la que sentirás que te transportas a otra época. Romerberg, es el centro de la ciudad, en el casco antiguo, y entre sus edificios ha habido coronaciones, ferias y muchos mercados.

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 12 (1 de 1)

La Segunda Guerra Mundial casi acaba con ella, pero fue reconstruida y el resultado de esa reconstrucción es lo que hoy podemos ver y en el centro una copia de la Fuente de la Justicia (Gerechtigkeitsbrunnen, bonita fuente y bonito nombre). Pero cuando la plaza es completamente irresistible es en el mes de Diciembre cuando se celebra su mercado navideño y cada rincón huele a canela y limón y humean las cazuelas de vino caliente y hacen que sin duda sea Römerberg, la sorpresa de Frankfurt

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 15 (1 de 1)

Pero iniciemos nuestro paseo por la plaza desde Nikolaikirche, una pequeña iglesia gótica que parece salida del cuento de Hansel y Gretel. Blanca y roja con el tejado verde es la Iglesia del casco antiguo de Frankfurt am Main . Su patrón es el Santo Nicolás , el santo patrón de los comerciantes y forma parte de esta plaza tan bonita por la que vale la pena el paseo por el casco histórico.

El Rathaus Römer ha sido el ayuntamiento de Frankfurt durante seiscientos años. Se trata de tres edificios casi iguales con las fachadas escalonadas y de color rosa palo. Zum Römer es el que da el nombre a todo el edificio y significa “en el lugar de los romanos” y hace referencia a los asentamientos romanos sobre los que se levantó e edificio, El edifico de la izquierda se llama Alt-Limpurg y el de la derecha Löwenstein.

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 10 (1 de 1)

Frente a él hay un grupo de siete casas de madera que se llama Ostzeile, unas casas con vigas que son ejemplo de la arquitectura tradicional alemana del siglo XV. Cada casa tiene su propio nombre y una de ellas es hoy la sede de la Frankfurter Kunstverein (Unión de Artistas). Todas fueron reconstruidas después de la Segunda Guerra Mundial, y forman una estampa preciosa. Por eso Römerberg, es para mi la sorpresa de Frankfurt.

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 11 (1 de 1)

El Historisches Museum (Museo Histórico) cierra esta plaza en la que uno quiere quedarse para siempre y revivir sus años de gloria a lo largo de los siglos.

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 13 (1 de 1)

Y tras esta visita a Römerberg, la sorpresa de Frankfurt, nos vamos a preparar nuestra Mermelada de calabaza con vainilla y naranja es una de mis favoritas. La naranja combina muy bien con la calabaza y la vainilla de da u toque delicioso que me encanta. En realidad podríamos decir que soy adicta a la vainilla y que la uso un montón, en recetas dulces y saladas, pero en esta mermelada es la nota que marca la diferencia.

Me habían regalado una súper calabaza y ¿qué hacer con ella? Ya hemos hecho varias cremas y bizcochos pero ninguna mermelada, así que no lo dudé y me decidí por esta Mermelada de calabaza con vainilla. Además, a mermelada de calabaza es un de las favoritas de mi madre así que decidida comencé a prepararla, y fui descubriendo que añadir un poco de zumo de naranja a la mermelada y una cuchardita de vainilla, marcarían la diferencia de esta Mermelada de calabaza con vainilla.

Lo mejor de hacer mermeladas es lo fácil que resulta. Es una manera fantástica de aprovechar los restos de fruta (aunque yo reconozco que compro la fruta expresamente para hacer mermeladas muchas veces), y que se puede hacer casi de todo (las de hortalizas están también de muerte, como la de pimientos rojos que me encanta). Para hacerlas siempre uso mi kit de mermeladas de Tala Cooking, con un embudo especial para mermeladas que hace muy fácil rellenar los tarros, y una cuchara de madera que me ayuda a conseguir la textura deseada a base de mover y mover la fruta mientras se está cociendo. Hoy esta Mermelada de calabaza con vainilla, pone la nota dulce a nuestro post. ¿te atreves? No te vas a arrepentir.

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 3 (1 de 1)

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 6 (1 de 1)

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 2 (1 de 1)

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla (1 de 1)

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 9 (1 de 1)

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 1 (1 de 1)

Romerberg, la sorpresa de Frankfurt. Mermelada de calabaza con vainilla 7 (1 de 1)

 

Ingredientes

  • 1 kg y medio de calabaza picada muy finita casi en juliana 3,75 €
  • el zumo de 2 limones 0,50 €
  • el zumo de 4 naranjas grandes (casi medio litro de zumo de naranja) 0,75 €
  • 500 g de azúcar 0,37 €
  • 2 vainas de vainilla, el corte longitudinal 0,40 €
  • 1 cucharada de pasta de vainilla 0,30 €

Total 6,07 € por unos 5 tarros de mermelada que va a ser la mejor que te hayas comido, es decir, 1,21 € por cada tarro. Los utensilios usados para preparar la mermelada son de Tala Cooking. Enamorada del colador para mermeladas que uso todo el tiempo.

Preparación

1. Día 1 para preparar nuestra Mermelada de calabaza con vainilla – Limpiar la calabaza. Para mi lo más fácil es cortarla en trozos, quitarle la piel y las semillas cuidando que no quede ninguna fibra ni filamento.

2. Picar la calabaza en juliana con un cuchillo afilado y ponerla en un bol grande Añadir el zumo de limón y el de naranja, el azúcar y la vainilla a la calabaza. Mover bien para mezclar y cubrir el bol con papel film. Dejar macerar toda la noche en la nevera.

3. Día 2 – Poner la fruta en una cacerola grande y cocer a fuego lento moviendo de vez en cuando. Retirar del fuego y dejar enfriar completamente. Si lo preferimos podemos dejarla reposar otro día en la nevera.

4. Volver a poner a cocer la mermelada a fuego medio durante unos 15 minutos, quitando la espuma que pueda formarse en la superficie. Subir el fuego a medio-alto y dejar hervir hasta que alcance la temperatura de 105 grados. Para entonces la calabaza estará transparente con un color precioso

5. Mientras tanto ponemos los tarros a esterilizar, tanto el frasco de cristal como sus tapas correspondientes. Para ello podemos esterilizarlos en el micro: lavar los frascos a conciencia. Mojarlos de forma que toda su superficie quede cubierta con una película de agua y meterlos en el microondas. Programar 2 minutos a máxima potencia. Sacar del micro y ponerlos a secar boca abajo sobre un paño limpio. Las tapas habrá que esterilizarlas siguiendo el método tradicional (es meterlos en una cacerola con agua hirviendo durante 20 minutos). Reservar

6. Sacamos las vainas de vainilla de la cacerola y ponemos una en cada tarros de mermelada esterilizado. Llenamos los tarros con la Mermelada de calabaza con vainilla y cerramos bien. Les damos la vuelta y dejamos que se enfríen boca abajo para favorecer el vacío. Dejar enfriar completamente antes de pasarlos a la nevera

Trucos y consejos

  • Además de las vainas de vainilla, yo le pongo una cucharada de pasta de extracto puro de vainilla y así el sabor a vainilla es más intenso
  • Puedes añadir más azúcar (hasta 1 kg) pero a mi me parece que con esta cantidad es suficiente)
  • Dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 2 horas más tiempo de reposo (1 o 2 días)
  • Raciones: 1 kg de mermelada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest