Esta crema húngara de judías verdes ha sido un descubrimiento que los húngaros toman desde siempre. Es divertido descubrir cómo una receta que de pronto surge porque es lo que hay en la nevera, luego resulta que es muy parecida a un plato de aquí o de allí. Y eso me pasó con esta crema. tenía unas judías verdes en la nevera. ya las habíamos tomado salteadas con jamón (que me encantan así), pero aún quedaba un buen puñado, así que decidí hacer una crema.

La primera vez la preparé con nata. Suelo preferir usar queso crema porque me gusta el toque ácido y suave que da a las cremas de verduras, pero ese día solo tenía nata y el resultado fue un poco soso.

Entonces decidí leer sobre cremas de judías verdes con la que mejorar mi resultado y fue cuando descubrí que los húngaros sirven una crema de judías verdes muy parecida, soplo que ellos no la trituran y dejan las judías enteras. Ellos suelen hacerla con un roux, una mezcla de harina con mantequilla parecida a la bechamel pero que se hace con el agua de hervir las judías, y la sirven lo mismo fría que caliente, aunque yo no me he atrevido a tomarla fría nunca, lo reconozco.

El toque Loleta es la salsa siracha, una salsa tailandesa deliciosa y muy picante que se hace con chiles fermentados y que da un sabor único. A mi me encanta usarlo en platos de verduras y de pollo y es la base de muchas otras salsas. Un toque de rock & roll en esta crema que es ideal para estos días de frío.

Ya sabéis que me encanta dar un toque diferente a las cremas, como a la crema de calabaza a la que añado un poco de curry y leche de coco. Pues aquí la sitacha hace magia en una crema que a priori puede parecer un poco insulsa pero que resulta muy rica. Una vez más, partido ganado al “no me gusta”.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cebollas
  • 2 chalotas
  • 500 g de judías verdes
  • 250 ml de crema agria
  • sal y pimienta negra
  • pimentón picante molido
  • 1 cucharada de salsa siracha
  • 50 g de almendras laminadas

 

Preparación

Ena cacerola grande, saltear las cebollas y las chalotas en la mantequilla hasta que estén blancas. Añadir entonces las judías verdes cortadas y saltear un minuto. Cubrir de agua y dejar cocer 30-35 minutos hasta que estén blandas.

Con ayuda de un robot de cocina, triturar añadiendo tanta agua como sea necesaria para obtener una textura suave y cremosa.

Añadir entonces la crema agria, la pimienta y la salsa Siracha moviendo bien con unas varillas hasta que quede una mezcla suave.

Rectificar de sal si fuera necesario.

En una sartén, saltear las almendras en una gota de aceite y un poco de sal hasta que se doren por los bordes.

Servir muy caliente con un poco de pimentón molido por encima y unas almendras laminadas para añadir textura

Trucos y consejos

  • Añade un par de patatas para suavizar el sabor aunque tal cual es uh rico
  • Si no te gusta el picante no pongas siracha y sustitúyela por un poco de zumo de limón
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 5
  • Raciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest