“El valor de una persona no se mide por las veces en que lo derriban, sino por las veces en que se levanta y sigue hacia adelante”

Tortitas de guacamoles en Español

Llega la época del calor y con ella comienzan a apetecer comidas más ligeras, más frescas, más rápidas y como no, vistosa y que llame la atención ¿qué tal si inauguramos esta sección como me recomendó mi hermano?… ¡Cocina Canalla!. Pensé en una receta que además, cumpla con estas características: Rápida, porque no se tarda más de 15 minutos (genial para singles); Frescas, porque lo demanda la estación; Ligera, porque se puede ofrecer de aperitivo, o si te comes dos o tres, puede ser un buen primer plato; y por último vistosa, ¿no engancharías a alguien en una velada, o dejarías encantados a tus invitados en una cena en casa o sorprenderías en una fiesta con entrantes como este?… ¡Si sólo con ver la foto ya siento hambre!

Todo partió de una noche que hicimos mejicano en casa y sobró Guacamole de la haciendita (ver receta) y tortitas de trigo. Como ya os comenté en dicho post, si dejáis el hueso del aguacate junto con el guacamole en la nevera os aguanta bien. Y aproveché unos cuantos de aquí, otros de allá, un poco de imaginación, y un resultado brillante. Como reciclar para reinventar (no todo en la cocina va a ser “nouvelle cuisine”)

Y como de mejicanos hablamos, os daré una recomendación. No me prodigo mucho por este tipo de restaurantes porque como decía, cuando nos apetece, en casa con unas cervecitas y un poco de lima, no se nos da nada mal y lo solemos hacer con cierta frecuencia, ¿sabéis además porque?… Porque es un tipo de cocina que da juego para mantener conversaciones y “enredar” un rato con los amigos mientras lo preparas: Uno hace el guacamole, otro los nachos, otro los burritos, etc. ¡hay que sacarle más partido a las cenas que simplemente estar sentado! ¡Hay que compartir y disfrutar!

Voy al grano. Me gusta de Madrid La Leyenda del Agave (en calle Nuñez de Balboa, 57), que se sale del tex-mex y se centra en una comida más tradicional. Me lo recomendó una buena amiga mejicana y acerté. Me quedo con los alambres de ternera y la cochinita pibil, esta última no se si lo sabéis, es una deliciosa carne de cerdo deshilachada y adobada, servida en tortas o tacos junto con cebolla roja y chile (es una receta del Yucatán). ¡Increíbles! Ñam, Ñam…

¡Vamos a por la Cocina Canalla!. Are you ready?






  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 15 min.
  • Para 6 unidades o 3 entrantes

Ingredientes

  1. Guacamole 1,55 €
  2. Filete de pollo empanado. 0,95 €. Se puede sustituir, por ejemplo, por carne de cangrejo o por cualquiera que os apetezca y le vaya bien
  3. 6 Tortillas de maíz de las pequeñas. 0,65 € (¡ojo!, no vale equivocarse, de maíz, no trigo)
  4. Queso mozzarella 0,40 €. Si os gusta otro, adelante, cambiadlo sin problemas.
  5. Lechuga picada 0,30 €

Total para las 6 unidades, 3,85 €. Sale a 64 céntimos cada unidad. Genial ¿eh?

Utensilios

  1. Sartén o freidora
  2. Rallador para queso
  3. Cuchillos, tablas de cortar, papel de cocina, etc.

Maridaje

Que tal una cerveza, o mejor dos (si no hay que conducir) bien fresquita, o mejor… helada. Os propongo la danesa Carlsberg. Su precio en el súper es de 53 céntimos.

Preparación

1. Encender la freidora a 180 grados o poner abundante aceite en una sartén y poner a fuego fuerte. Preparar el guacamole si no lo tenemos hecho con anterioridad. Para ello, mirad mi receta del Guacamole de la haciendita. Fácil ¿no?

2. Freímos las tortillas por 1 minuto y las escurrimos. Se endurecerán y nos servirán como base de la composición. También freímos a continuación los filetes de pollo empanados. Todo lo ponemos en papel para escurrir y que depure el aceite

3. Ya está, estamos terminando y casi no hemos empezado. Preparamos para presentar todo en el plato, de abajo a arriba: las tortitas, lechuga (yo usé variada), el guacamole…

4. Troceamos el pollo en daditos y rallamos el queso mozarella.

5. Y lo colocamos sobre el guacamole, que como es pastoso, sirve de base para que no se escurra el pollo. Finalmente, espolvoreamos el queso rallado. ¡Listo!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest