“Dulce amor el alcanzado con dificultades”

Las mermeladas me apasionan. Hay mucha gente que las hace para aprovechar fruta que les ha sobrado y que ya está muy madura para comer, pero a mi lo que me gusta es comprar fruta para precisamente… ¡hacer mermelada! y la de ruibarbos ( rhubarb) me pierde.

Hace años que no compro mermeladas (salvo cuando encuentro alguna en un mercado bio o cuando voy a Fortnum and Mason en Londres que siempre le compro a mi madre su favorita “Pale Navy orange marmalade” de naranja amarga con corte medio de la fruta, lo que implica algunos tropezones de naranja.

Soy de las que hace mermeladas todo el año, y cuando llega la temporada de los mangos y de las fresas, compro kilos y kilos de fruta que limpio y congelo en bolsas y que uso a lo largo del año para poder hacerlas… ¡tengo el congelador lleno!

La de mango es mi favorita, pero esta de ruibarbos (rhubarb) le sigue de cerca. Es dulce con un toque ácida que casa muy bien en los brioche, croisants o sobre el pan con mantequilla. Cuando llega la temporada, (primavera), la compro en grandes cantidades y la congelo para poder hacer mermeladas, tartas y bizcochos cada vez que me apetece. Es deliciosa.

Hoy la comparto con vosotros. Ya me contaréis…

Mermelada de Ruibarbos ( rhubarb) 1

Mermelada de Ruibarbos ( rhubarb) 2

Mermelada de Ruibarbos ( rhubarb) 3

Mermelada de Ruibarbos ( rhubarb) 5

Ingredientes

  • 1 kg de ruibarbo troceado 10,00 €
  • 1 Kg de azúcar 1,10 €
  • el zumo y la piel de dos limas 0,35 €

Total 11,45 €. Salen como cuatro botes de mermelada, así que no está nada mal para una mermelada que toma ¡la mismísima Reina Isabel II!.

Preparación

1. Calentar el horno a 150ºC.

2. Introducir los tarros en el horno

3. Picar los ruibarbos. Colocarlos en la cacerola. Tapar y calentar a fuego medio durante unos 10-15 minutos moviendo con ayuda de una cuchara de madera de vez en cuando. Los ruibarbos se convierten en líquido con ayuda del calor. Hay que ir moviendo con la cuchara de madera de vez en cuando para ayudar a que el líquido se reparta.

4. Una vez que la consistencia de nuestra mezcla sea liquida añadir el azúcar y el zumo de la lima y su piel rallada.

5. Una vez el azúcar esté disuelta, subir un poco la temperatura hasta que rompa a hervir.

6. Dejar hervir durante unos 10 minutos.

7. Sacar los tarros de cristal del horno

8. Mientras la mermelada hierve, hay que ir retirando con ayuda de una espumadera o de una cuchara metálica la espuma que se crea en la superficie, de modo que la mermelada nos quedará más transparente y brillante (si no lo hacemos quedará turbia).

9. La mermelada estará lista cuando al mojar en ella una cuchara metálica, la mermelada manche la cuchara y se quede en ella y no se deslice. Si fuera necesario dejar hervir un par de minutos más.

10. Una vez esté lista, llenar con la mermelada los botes de cristal. Cerrarlos y darles la vuelta una vez cerrados, de modo que queden boca abajo.

11. Dejarlos enfriar a temperatura ambiente.

12. Esta mermelada es súper original tiene un sabor buenísimo y queda fenomenal para rellenar tartas o pastelillos.

Trucos:

  • Usar una sartén o cacerola grande (deben caber 2 litros así que podemos probar antes con agua para no quedarnos cortos a mitad de la preparación cuando el azúcar esté hirviendo y podamos quemarnos al cambiar de cacerola).
  • Preparar unos tarros de cristal que habremos hervido en agua junto con sus tapaderas para esterilizarlos. Hay que tener en cuenta que es mejor que los tarros estén calientes cuando pongamos en ellos la mermelada ya que de otro modo el cristal se puede romper con el cambio brusco de temperatura.
  • No añadir el azúcar hasta que la fruta haya hervido y soltado todo su jugo. Mover con cuchara de palo pero no dejarla dentro de la cacerola todo el tiempo ya que puede añadir un sabor no buscado a la mermelada.
  • Es importante que no haya niños alrededor mientras hacemos mermelada. Es muy fácil que la mermelada salte con el azúcar hirviendo y las quemaduras son muy peligrosas, así que mejor hacerlo estando solos en la cocina.
  • dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Comensales: 2 kilos de mermelada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest