Si hay algún dulce que a mi padre le pierden son estas tortas de aceite, y probablemente sea por eso por lo que todos los hermanos tenemos en casa un problema de adicción con ellas.

Recuerdo cuando éramos pequeños y mi madre las compraba. Ese papel encerado que las envuelve normalmente es ya todo un placer. Abrirlas y romperlas en trozos. Y luego con el dedo coger todo el azúcar que sueltan en el papel. Podíamos estar así toda la tarde. Las cartas, leche con cola-cao y las tortas.

Son esas tortas muy finitas de las que me puedo comer un paquete de una sentada si me dejan. Crujientes y con azúcar por encima. Solo con pensarlo no paro de salivar.

Antes de prepararlas en casa me imaginaba que serían complicadas. La verdad es que nunca pensé que hacerlas sería tan fácil y tan rápido y desde la primera vez que las preparé, siempre tengo a alguno de mis hermanos en la lista de “por favor, la próxima vez que las hagas, acuérdate de mi”.

Y es que a veces nos olvidamos de la suerte que tenemos por contar con una gastronomía tan amplia que tiene unos dulces tradicionales tan fáciles y ricos de preparar. ¡Vamos a por las tortas!

Ingredientes

  • 75 ml de aceite de oliva Arbequina OMED
  • la piel de un limón y una naranja
  • 100 ml de agua
  • 5 g de levadura seca de panadero
  • 30 ml de anís dulce
  • 15 gr dede matalauva (anís verde)
  • 75 gr de azúcar
  • 250 de harina de fuerza
  • Una pizca de sal
  • 15 gr de ajonjolÍ (semillas de sésamo)

Para decorar

  • 2 cucharadas de Azúcar perlado
  • 2 cucharadas de azúcar rnormal
  • 1 clara de huevo

 

Preparación

El primer paso es aromatizar el aceite con piel de los limones y las naranjas. En un cazo pondremos la piel de la naranja y el limón junto con el aceite y dejaremos cocer a fuego medio-bajo unos minutos sin que rompa a hervir

En un bol grande poner el anís, el agua y la levadura seca y la deshacer con ayuda de una cucharita. Añadir el aceite sin las pieles y mezclar. Precalentar el horno a 50 grados.

Añadir a nuestra mezcla de líquidos, el anís, el azúcar y las semillas de sésamo y mezclar. Añadir entonces la harina y la sal. Mezclar con las manos dentro del mismo bol y amasar hasta obtener una masa lisa y uniforme. Formar una bola.

Tapar con un trapo (o con un gorro de ducha como ya sabÉIS que hago yo), y dejar reposar 15 minutos dentro del horno apagado.

Sacar del honro una vez la masa haya subido y precalentar el horno a 200º C. Cubrir una bandeja de horno con un papel de horneado. Reservar

Formar bolas de unos 25 g y con ayuda de un rodillo, estirar formando tortas lo más finas posibles. Colocar sobrte la bandeja de horno.

Cuando la bandeja esté completa, con ayuda de un pincel de cocina, pintar con clara de huevo batida. Espolvorear con azúcar perlado y con azúcar normal.
Hornear a 200 grados durante 8-10 minutos (la primera tanda la horneé 10 minutos pero el resto entre 10 y 8 minutos). Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Trucos y consejos

  • Se conservan bien completamente envueltas en papel film y luego en un recipiente hermético ya que co la humedad se ponen blandas.
  • Se pueden congelar
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 22 aproximadamente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest