Estos buñuelos de manzana se han convertido en los favoritos de mi hijo, y eso que no le gustan los postres con fruta cocinada, pero es que estos no se notan. ya os traje hace algún tiempo otros buñuelos salados pero estos dulces son lo más.

Los probé la primera vez hace mucho tiempo y no los volví a retomar hasta el año pasado cuando los tomé en un restaurante de Madrid en Cuaresma. Recordé que tenía una receta guardada y decidí volver a hacerlos.

Mi hijo se quedó mudo cuando después de comerse unos cuantos le dije que llevaban manzana. “Imposible me dijo”. Y es que la manzana no se nota aunque le da una textura muy jugosa.

Al día siguiente los hicimos juntos y desde entonces los hemos hecho un montón de veces. le encantan. No necesitan relleno porque ya llevan la manzana. Son muy sencillos y además se conservan bien de forma durante todo el día.

Son perfectos para una merienda o un desayuno y en esta época me pirran aunque por supuesto puedes tomarlos cuando quieras. Si los prefieres de postre con una bola de helado de vainilla se convierten en un postre de 10. ¡Espero que os gusten tanto como a él!

 

Ingredientes

  • 100 g de manzana
  • 165 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 80 g de azúcar
  • 65 ml de leche a temperatura ambiente
  • 1 huevo campero a temperatura ambiente
  • 300 ml de aceite de oliva suave

 

Preparación

1 En un bol tamizar la harina, levadura, la vainilla,sal y el azúcar. Reservar.

2. Picar la manzana lo más fina posible. No hace falta quitarle la piel, pero yo lo prefiero porque luego la textura es mucho más suave y la manzana no se nota más que en el sabor. Si mientras preparamos el resto de la masa se oxida la masa (se pone de color marrón), no pasa nada. Reservar.

3. Añadir al bol de harina el huevo y la leche y con unas varillas o una cuchara de madera y mezclar hasta que no queden grumos. Si quedaran grumos, siempre se puede usar una batidora para conseguir que la masa sea fina, aunque batiendo a mano puede hacerse sin problema. Añadir ahora la manzana picada y mezclar bien.

4. Calentar el aceite en una sartén pequeña y poner papel absorbente sobre un plato. reservar.

5. Cuando el aceite esté caliente y con ayuda de una cucharita, ir dejando caer la masa sobre el aceite caliente con cuidado de no quemarnos. Dejar que se doren bien por un lado y luego por el otro. Yo les doy varias vueltas para que se doren bien y la masa quede bien hecha en el centro.

6. Pasar al plato con papel absorbente. Cuando hayan perdido temperatura y estén templados, espolvorear de azúcar glas.

 

Trucos y consejos

  • Puedes sustituir la vainilla por canela si lo prefieres
  • Puedes usar aceite de semillas si lo prefieres aunque a mi el toque de aceite de oliva me encanta
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: salen unos 20 buñuelos

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest