“El momento elegido por el azar vale siempre más que el momento elegido por uno mismo”

(Esta receta es del 20 de marzo de 2013 pero he actualizado las fotos para vosotros tras el directo de hoy con mi amiga Silvia del blog Megasilvita en el que piublica recetones dulces para alucinar.)

Llega una de las épocas del año que más me gusta. Las calles huelen a incienso y azahar, ya no puedes llevar los jerseys del invierno porque el sol calienta cada día más, las tardes son más largas y a pesar de los picores en los ojos y los estornudos, todos tenemos mejor ánimo. La primavera está a la vuelta de la esquina y con ella la Semana Santa.

Málaga es quizá un sitio que combina a la perfección ese despertar de la primavera uniendo los primeros días de playa y las procesiones, una de mis tradiciones preferidas. Desde muy pequeña, cogida del brazo de mi madre, a la que no soltaba ni a tiros, he ido a ver como paseaban los tronos por las calles del centro, y aunque huyo cada vez más de las aglomeraciones, no puedo resistirme (ahora que además llevamos a mi hijo) a bajar todas las tardes para disfrutar de las cofradías.

Todos tenemos lugares y rincones preferidos para ver los tronos, y cada uno de ellos seguro que es único como se vive, pero a mi hay varios no dejan de sorprenderme años tras año, y que junto con algunas paradas obligatorias estos días para reponer fuerzas, hacen de la Semana Mayor, uno de los momentos que con más ilusión espero. Porque la Semana Santa de Málaga es sencillamente así… seductora.

Sin duda el que pueda disfrutar de un balcón dentro del recorrido oficial de las procesiones, en especial en la calle más elegante de Málaga, Calle Larios, tiene un tesoro, y aunque no palpas el ambiente del bullicio, es sin duda un lujo poder disfrutar de un Jueves Santo con amigos y familia desde esta perspectiva. Y me centro en el Jueves, porque al ser festivo y el día de más tirón, siempre es buena solución cobijarse en un balcón: la Sagrada Cena, Mena con su Soledad, la Zamarrilla, la Virgen de la Esperanza con su Nazareno del Paso… pero sobre todo, la gente se arremolina para el desfile de la Legión que acompaña al Cristo de la Buena Muerte. Para el resto de días, prefiero perderme por las calles, buscar salidas, encierros y recodos de los desfiles procesionales.

Desde el Domingo de Ramos en la Alameda Principal llena de chiquillos y palmas con la Pollinica, hasta el recorrido que hace la Hermandad de las Penas por la Calle San Agustín con el Museo al fondo, o el paso de los Servitas por la calle Pozos Dulces, o el cruce en la Plaza de la Merced de la Sentencia con el Rescate que cada martes hace que la plaza se convierta en un hervidero de gente, o finalmente el impresionante trono de la Paloma saliendo de la Plaza de San Francisco. Y hay muchísimos más… infinidad en cada uno. Pero de todos ellos, por muchos motivos, me quedo con la Expiración de vuelta en la Plaza del Obispo con la Catedral al fondo… estampa única de nuestra Semana Santa.

Son momentos únicos que cada año se viven de distinta forma, y que me hacen feliz sobre todo, cuando los comparto con los míos, como los del Cautivo en la Misa del Alba, o el traslado de la Legión, o las estaciones de penitencia en el interior de la Catedral o la salida de Estudiantes y Sepulcro en calle Alcazabilla… Tenéis un montón de momentos y lugares de los que disfrutar, eso si, siempre y cuando el cielo se apiade de nuestras ganas de ver tronos y aparte las nubes de la primavera. Para que no os perdáis ninguno, os dejo el enlace al Itinerario oficial de la Agrupación de Cofradías de semana Santa (la más antigua de España), pincha aquí y mira los recorridos de las distintas cofradías y hermandades.

Son días aprovechados de sol. De mañanas en las que todo el centro huele a incienso. Mañanas de niños recogiendo sus capirotes, de compras de guantes blancos y calcetines negros. De los primeros paseos por la playa y disfrute el puerto. De bacalao el Viernes de Dolores, de garbanzos con espinacas, limones cascarúos y de comidas de la vigilia que terminan para dar paso a la Resurrección. Una época que embruja, llena de tradiciones que me recuerdan el porqué amo tanto esta ciudad, y que año tras año intento disfrutar nuevamente.

Dejo para el final mi mejor recuerdo: En casa de mi abuela el Viernes Santo se merendaban migas con chocolate. Todos… los taitantos de la familia, íbamos pasando esa tarde por su casa a atiborrarnos de migas con chocolate después de los oficios. Siempre que me viene a la mente aquella imagen, siento de nuevo la infancia y con ella, una buena sonrisa.

El Domingo de Ramos queda inaugurado con unas torrijas después de ver La Pollinica. Me encanta varias y no repetir siempre las mismas. Es un dulce típico que tiene mil formas de prepararse, aunque dicen que las más tradicionales sean las de azúcar y las de miel. Hoy os traigo unas de natillas. La elaboración es sencilla y tradicional, pero con un toque diferente que las hace extraordinariamente suaves, cremosas y deliciosas. Espero que os gusten. De regalo, todos mis lugares… Dime cuales son los tuyos.

¡Vamos a la cocina que ya suenan los tambores!

C80 TORRIJAS NATILLAS LOLETA 3

C80 TORRIJAS NATILLAS LOLETA 4

Ingredientes

  • 1 pan de molde tipo brioche o pan para torrijas o una barra de pan de pueblo
  • 130 grs de azúcar
  • 6 yemas de huevo (o 3 huevos enteros)
  • 600 ml de leche
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • la piel de una naranja
  • 1 huevo para pasarlas por huevo
  • aceite de oliva suave para freír
  • 5 cucharadas de azúcar para embadurnar
  • 1 cucharada de canela molida

Preparación

1. Lo primero que haremos serán las natillas. Si tenemos Thermomix, mezclaremos todos los ingredientes en el vaso y programamos 8 minutos a 90º en la velocidad 4.

2. Si no tenemos Thermomix, las haremos manualmente. En un cazo ponemos a calentar la leche con la vainilla y el azúcar.

3. Añadimos las yemas bien batidas (o los huevos enteros), la vainilla y la piel de naranja. Batimos con ayuda de unas varillas hasta que todo esté bien mezclado.

4. Poner el cazo a fuego medio y batir. En ese momento la mezcla estará con una capa de espuma por encima.

5. Cocer a fuego suave. Es importante no dejar de mover con las varillas para evitar que se peguen y para evitar que hiervan. Si llegan a hervir es muy fácil que las natillas se corten. (En caso de que se corten habría que añadir un poco de leche fría y batir un poco con una batidora).

6. Las natillas estarán listas cuando la capa de espuma desaparezca y las natillas hayan espesado un poco. No nos interesa añadir Maizena porque en ese caso las natillas espesarían demasiado.

7. Una vez las natillas estén listas, colocaremos las rebanadas de pan una junto a la otra en una fuente grande (yo uso la placa de horno). Cubriremos las rebanadas con las natillas y dejaremos que reposen alrededor de media hora, hasta que las natillas se hayan enfriado. También podemos dejarlas toda la noche

8. En una sartén grande poner a calentar el aceite a fuego medio.

9. Preparar un plato grande con papel absorbente, donde iremos colocando las torrijas una vez fritas.

10. Preparar un plato hondo con las 5 cucharadas de azúcar y la cucharada de canela molida. Mezclar bien y reservar.

11. Una vez las torrijas estén a temperatura ambiente, procederemos a pasar cada rebanada de pan por huevo batido con ayuda de un tenedor y una cuchara.

12. Escurriendo un poco el huevo, se frien en el aceite caliente hasta que queden doradas por ambos lados. Para ello será necesario darles la vuelta. Escurrir el aceite con ayuda de papel absorbente.

13. Pasar por el azúcar mezclada con la canela y poner en una fuente de servir.

Trucos y consejos:

  • Sólo uno. No las dejéis sólo para Semana Santa. Animaos a hacedlas en otras épocas del año, Os gustará.
  • Podéis usar canela en lugar de la piel de naranja
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Dificultad: media
  • Raciones: 14

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest