Con esta tarta de cumpleaños celebramos el cumple del blog. Son 5 añitos los que han pasado dede que Loleta empezó a contaros recetas y viajes, y la verdad es que me parecen muchos más porque han pasado cosas muy buenas.

Este último año he hecho mucha TV y he descubierto que disfruto mucho con ello. Y últimamente por fin he comenzado con mi aventura de Youtube. estaba el número uno en mi lista de objetivos para este año, y es que no me puedo estar quieta.

Lo mejor de todo seguís siendo vosotros. Poder contar con vosotros., saber que estáis ahí, que me escribáis y me preguntéis me encanta. Gracias por acogerme tan bien y por seguirme.Y espero veros a todos por las redes.

Pero un cumpleaños no es nada sin tarta y sin regalos.

La tarta de cumpleaños ya estáis viendo lo vistosa y divertida que es. Es una tarta que me enseñó a hacer Cristina Tossi, la pastelera-chef de Momofuku, uno de los mejores restaurantes de Nueva York en su sucursal para postres Momofuku Milk Bar, en el que desarrolla todos los postres para los restaurantes y eventos Momofuku. Una súper pastelera vamos.

Tuve la suerte de poder aprender de ella algunas de sus creaciones estrella, y esta tarta me cautivó. desde entonces la he hecho muchas veces, modificando y sustituyendo sabores e ingredientes (la que mi madre prefiere es la de mango y chocolate). Pero esta tarta de cumpleaños de hoy es la preferida de mi hijo.

Es una tarta de cumpleaños divertida, llena de colorines y con mucho sabor a vainilla. Lo más característico es que no usa vainilla pura natural, si no aroma de vainilla. Aquí la puedes encontrar de la marca Wilton.

Así que no hace falta q sea tu cumpleaños, también la puedes hacer por la comunión de tu sobrina, para una despedida en el trabajo, una fiesta o porque te apetece. Es preciosa y está riquísima y recuerda que si yo puedo hacerla tú también. No es difícil solo entretenida, así que ponte en marcha y no te olvides enviarme tu foto que me encantará ver cómo te ha quedado. Y no te olvides ver el vídeo para saber más de los regalos de cumpleaños. ¿Feliz cumpleaños!

 

 

Ingredientes

Para el bizcocho de cumpleaños

  • 250 g de azúcar
  • 50 g de azúcar moreno
  • 105 g de mantequilla
  • 3 huevos
  • 110 g de buttermilk – puede sustituirse por la misma cantidad de yogur cremoso desnatado o la misma cantidad de leche con una cucharada de zumo de limón (en este cso hay que dejarla reposar unos 10 minutos)
  • 8 g de extracto de vainilla transparente
  • 6 g de levadura en polvo
  • 245 g de harina
  • 3 g de sal
  • 65 g de aceite vegetal de semillas
  • 80 g de fideos de colores (60g + 20g)

Para las migas o crumble de cumpleaños

  • 100 g de azúcar
  • 25 g de azúcar moreno
  • 20 g de fideos de colores
  • 80 g de harina
  • 2 g de levadura en polvo
  • 10 g de maicena
  • 12 g de extracto transparente de vainilla
  • 40 g de aceite de semilla

Para el jarabe del bizcocho de cumpleaños

  • 55 g de leche
  • 4 g de extracto de vainilla transparente

Para el frosting de cumpleaños

  • 165 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 g de levadura en polvo
  • 25 g de glucosa o sirope de maíz
  • 55 g de crema de queso
  • 200 g de azúcar glas
  • 12 g de extracto de vainilla transparente
  • 2 g de sal
  • unas gotas de zumo de limón (o ácido cítrico pero aquí no e encuentra con facilidad)

 

Preparación

El bizcocho

1 Precalentar el horno a 175C. Colocar sobre una bandeja de horno de 22 x 33 cm aproximadamente un papel de hornear y engrasarlo. Reservar

2. Mezclar la harina, la levadura, la sal y 60 g de fideos de colores en un tazón grande. En otro tazón mezclar el buttermilk, el aceite y la vainilla.

3. Usando una batidora eléctrica a velocidad media, batir el azúcar granulada, la mantequilla, y el azúcar moreno hasta que la mezcla esté ligera y esponjosa, cerca de 4 minutos.

4. Agregar los huevos uno a uno, batiendo para mezclar entre las adiciones y ocasionalmente bajar lo que quede a los lados y en el fondo del bol. Continuar batiendo la mezcla, ocasionalmente bajar lo que quede a los lados y en el fondo del bol, hasta casi doblar en volumen y la mezcla esté muy ligera, aireada y de color amarillo pálido, unos 4 minutos.

5. Con la batidora en la velocidad mínima, agregar la mezcla de buttermilk hasta que esté incorporado. Añadir los ingredientes secos, batiendo hasta que estén bien mezclados, aproximadamente 1 minuto.

6. Con una espátula raspar las paredes y el fondo y volcar la mezcla en la bandeja de horno. Espolvorear con el resto de los fideos de colores y hornear unos 30-35 minutos hasta que el pastel esté dorado y al pinchar con un palillo este salga limpio.

7. Retirar el bizcocho del horno y enfriar en una rejilla y si tienes prisa, puedes enfriarlo en la nevera o el congelador. Así me lo enseñó Cristina y funciona porque el bizcocho es muy fino y no sufre en la textura. Si no se va a usar inmediatamente, una vez frío envolver bien en papel film y conservarlo en la nevera hasta 3 días.

Para las migas crujientes o crumble

8. Precalentar el horno a 150C . Colocar un papel de horneado sobre una bandeja de horno. Reservar

9. Mezclar la harina, el azúcar granulada, el azúcar moreno, los fideos de colores, la levadura, y la sal en un tazón mediano.

10. Añadir el aceite y la vainilla, y usando las manos, mezclar hasta que esté todo bien mezclado y se formen grumos grandes cuando la mezcla se presión. Como si se estuviera haciendo un crumble, extender sobre la bandeja de hornear preparada poniendo la mezcla en trozos (algunos pequeños, algunos grandes).

11. Hornear, moviendo de vez en cuando, hasta que el crumble esté de color dorado claro y crujiente, 10-12 minutos (se endurecerá mientras se enfría). Dejar enfriar por completo. Envolver las migas en papel film y guardar a temperatura ambiente hasta 5 días.

Para el frosting

12. Combinar la mantequilla, y el queso crema en un tazón grande de una batidora eléctrica con el accesorio de pala. Batir a velocidad media-alta hasta que la mezcla esté suave y esponjosa, 2-3 minutos.

13. Con una espátula raspar las paredes y el fondo y lentamente añadir en sirope de maíz y 1 cucharada del extracto transparente de vainilla. Batir hasta que la mezcla esté lisa y sedosa de color blanco brillante, unos 3 minutos.

14. Con una espátula raspar las paredes y el fondo y, con el mezclador en punto bajo, añadir el azúcar glas, la sal, la levadura y el zumo de limón, hasta que estén bien combinados. Aumentar la velocidad a media-alta y batir hasta que se forme un glaseado blanco brillante, suave, unos 4 minutos

15. Se puede hacer por adelantado y guardarlo en un bote hermético sin aire durante una semana en la nevera.

Para el montaje:

16. Con ayuda de un aro de cocina de unos 15 cm, cortar 2 círculos de bizcocho. Los restos nos ayudarán a formar la capa de abajo.

17. Colocar una base y encima el aro sobre el que vamos a montar la tarta. Forrar por dentro con una tira de acetato. Poner en la base los restos de bizcocho presionando con la ano para que se forme una capa plana y no queden huecos sin cubrir.

18. Mezclar los ingredientes del jarabe (leche y vainilla) y con un pincel de cocina o una cuchara, pintar la base del bizcocho humedeciéndolo.

19. Poner 3 cucharadas de frosting sobre el bizcocho y con la parte posterior de una cuchara repartir bien sobre todo el bizcocho. Espolvorear 1/3 de las migas crujientes (crumble) uniformemente sobre el frosting y presionar para que se queden pegados en el frosting. Cubrir con otras 3 cucharadas de frosting y con la parte de atrás de una cuchara repartir bien.

20. Ahora poner otra tira de acetato sobre la que ya habíamos puesto. De esta manera subiremos al altura de nuestro molde. Colocar uno de los círculos de bizcocho encima (guardar el más bonito para la última capa que es la de arriba) y repetir con el jarabe, el frosting y las migas terminando con otra capa de frosting.

21. Colocar encima la última capa de bizcocho. Mojar el bizcocho y cubrirlo con el frosting restante y aplanarlo bien. La terminación depende de cada uno pero en el Milk Bar la terminan con el frosting lo más plano posible. Terminar cubriendo con las migas crujientes.

22. Poner la tarta en el congelador y congelar al menos tres horas (puede congelarse hasta 2 semanas) para que la tarta quede compacta y no se rompa. Tres horas antes de servir el pastel, sacar del congelador. Retirar el aro y los acetatos, y dejar descongelar en la nevera durante al menos 3 horas (en la nevera aguantará hasta 4 días)

Trucos y consejos

  • Se trata de una tarta espectacular, y no es difícil aunque sí laboriosa, así que podemos tener hechas las distintas partes con antelación: bizcocho, frosting (la crema) y las migas crujientes con antelación, y montar la tarta el día de antes que la vayamos a tomar.
  • Tiempo de preparación: 3 horas más tiempo de enfriado (6 horas)
  • Dificultad: media-alta pero más por el orden y los pasos que hay que llevar, que por la dificultad
  • Raciones: 10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest