“No hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso”.

Tarta de carne moruna

Hace unos días, mi hermano Josele, viajero empedernido, me obsequió con unas magníficas fotos tomadas en una de sus visitas a Marruecos. Entre otras cosas, con su productora realiza localizaciones por el mundo y obtiene estampas únicas. Así que aproveché para darle rienda suelta a mi imaginación, y decidí cocinar una tarta de carne moruna con dátiles que serví como aperitivo en una celebración a la que asistí con un grupo de amigos: ¡Exito rotundo!

Como bien reza en su publicidad, Marruecos es el más cercano de los grandes viajes. Su nombre en árabe significa El Reino Occidental, simbolizando el poniente. De nuestro vecino del sur, y de su riqueza y variedad gastronómica, tenemos una influencia importante en España, y particularmente en Andalucía. Quizá el plato más conocido sea el cuscus, aunque todas sus especialidades guardan en común que se basan en recetas sencillas, tradicionales y familiares, alejándose de la vanguardia de la cocina, pero no por ellos menos apetitosas.

Las especias forman parte fundamental en su comida, y estaréis de acuerdo conmigo en que es una delicia la mezcla de colores, olores y sabores que se aprecian en un paseo por cualquier zoco marroquí, como del resto de oriente. La canela, comino, cúrcuma, jengibre, pimentón, azafrán, coriandro o menta son especias indispensables en su cocina, y reconozco que cada vez más me encanta experimentar con ellas en mis recetas. Os aconsejo que cuando tengáis la oportunidad comprarlas en sus lugares de origen, no dudéis en hacerlo. Duran mucho y aportan mucho más sabor. ¡Vamos a cocinar!

 

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 40 min.
  • Comensales: 6 personas

Ingredientes

  • 600 grs de carne mitad de ternera y mitad de cerdo picada dos veces (se lo pedimos al carnicero al comprarla. Esto se hace para que la carne quede fina y bien mezclada) 5,00 €
  • 100 grs de dátiles 0,52 €
  • 2 huevos 0,17 €
  • 1 cebolla picada finamente 0,20 €
  • 2 cucharadas de especias morunas picantes (se puede poner menos al gusto, pero yo prefiero que la carne resulte picantita) 0,15 €
  • 70 grs de nueces troceadas 0,71 €
  • 40 grs de pipas peladas 0,50 €
  • un poco de aceite de oliva virgen extra 0,15 €
  • 100 grs de mozarella rallada 0,59 €
  • una lámina de hojaldre. A mi personalmente me gusta mucho el que venden en Lidl que es refrigerado y se puede comprar en formato rectangular. Es muy bueno y la tarta queda muy hojaldrada. También cocino mucho con el que vende Mercadona congelado. En realidad podéis usar cualquiera, como por ejemplo La Cocinera, pero que sean siempre de los congelados. Los que se venden refrigerados y redondos no me gustan independientemente de la marca, porque la masa de hojaldre no queda tan crujiente (a capitas) 0,80 €

Total 8,79 €. Con esta tarta se puede servir un primero para seis comensales y si lo queréis poner de aperitivo, para unos 20. El precio por persona si se sirve como primero, es de 1,46 €.

Utensilios

  • una sartén
  • tabla de cortar
  • cuchillo
  • un bol, un tenedor y un pincel de cocina
  • horno y vitrocerámica o cocina de gas

Maridaje

A este plato de carne especiada le va muy bien el vino tinto. Me inclino por un tinto roble Ribera de Duero. La bodega que os recomiendo es López Cristóbal, una bodega muy buena y artesanal de Roa de Duero que pude visitar hace tiempo. Tiene un color rojo cereza intenso, algo violeta. Combina muy bien la fruta y la madera, realzando de manera clara su aroma. Su precio, 6,61 €.

Preparación

1. Encender el horno a 180º.

2. En una sartén calentar el aceite y freir a fuego suave la cebolla finamente picada.

3. Cuando la cebolla esté blanda añadir la carne picada y aderezar con las especias moruna. Sofreir la carne sin parar de moverla para que no se apelmace.

4. Cuando la carne esté casi hecha, añadir las pipas peladas y mezclar bien..

5. Añadir las nueces troceadas. Dar un par de vueltas. Apartar del calor la carne y reservar.

6. Pasamos a preparar el hojaldre. Desenvolverlo y con un cuchillo cortan un borde de aproximadamente un centímetro de ancho alrededor de toda la plancha.

7. En un bol, batir un huevo y con ayuda de un pincel de cocina, pintar con huevo el borde de la plancha de hojaldre. Pegar encima la tira que hemos cortado anteriormente y pintarla con huevo batido.

8. Una vez que tengamos pegados los bordes, pinchar toda la plancha de hojaldre con ayuda de un tenedor. Así no se infla la tarta.

9. Trocear los dátiles y añadirlos a la carne. Mezclar bien para que los dátiles queden bien integrados en la carne.

10. Con ayuda de una cuchara poner encima del hojaldre la carne, cuidando que los bordes queden libres.

11. Batir un huevo y añadirlo sobre la tarta. Añadir también un poco de mozarella rallada.

12. Hornear a 180º durante unos 20 minutos (dependiendo de la potencia del horno tardará más o menos) hasta que el hojaldre esté dorado. Espero que os guste. Si no sois de mezclar dulce con salado, no le añadáis los dátiles. La hice por primera vez hace unas semanas de picoteo como dije, inventando combinaciones sobre la marcha y resultó deliciosa.

Step by step on Pinrecipes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest