“Puedes hacer cualquier cosa, pero no puedes hacer todo”

Cuando uno llega a Tallin y se adentra en sus calles lo primero que piensa es que se ha dejado caer en un cuento medieval donde el tiempo se ha parado y el reloj gira al revés.

La capital de la República de Estonia está situada en la costa del país, casi enfrente de Helsinki (a apenas 80 kms a través del mar en el Golfo de Finlandia). Esta ciudad, otra de las perlas bálticas junto a Estocolmo o Copenhague, Gdansk o San Petersburgo, ha pasado por manos rusas, danesas, alemanas y suecas, consiguió su independencia definitiva de los rusos en 1991 tras la caída del muro de Berlín.

Tallin. Una ciudad de cuento

 

La ciudad conserva el esplendor de su época dorada y algunos de sus edificios más emblemáticos, como el Palacio de Kadriorg fué construido bajo el imperio del Zar ruso Pedro el Grande.

Tallin Loleta 1

El centro de la ciudad está en la Plaza del Ayuntamiento un edificio bellísimo cuya réplica me traje en tamaño pequeño para poner en mi pueblecito de casas navideñas… lo que hace que me acuerde de esta preciosa ciudad todos los años. Se trata de un edificio gótico del Siglo XV. Es de color muy claro por el color de la piedra y tiene el tejado y la torre de pizarra, lo que crea un contraste muy original. Coronando la torre, hay una veleta y sobre el tejado la figura de un soldado medieval convertida en el símbolo de la ciudad.

En la esquina de la plaza se encuentra la farmacia más antigua de Europa (Raeapteek), fechada en el año 1422. Pero ya no recuerdo en cuántas ciudades he estado y me han enseñado la farmacia más antigua del mundo, la más antigua de Europa… así que no hagáis demasiado caso.

Tallin Loleta 3

Tallin Loleta 4

La plaza está repleta de cafés con terraza donde podemos abrir nuestros mapas para decidir qué recorrido tomar. Yo os recomiendo que os dejéis llevar por sus calles (tampoco son tantas, de modo que es difícil desorientarse).

Tallin Loleta 5

Basicamente la ciudad se divide en la “Ciudad baja” y la “Ciudad alta”. ¿Por qué? Fácil de imaginar. Porque tiene una colina a lo largo de la cual el centro fue creciendo, de modo que algunos de sus edificios más históricos están abajo y otros en la cima de la colina al final de una larga calle en forma de escalera.

El edificio más conocido de la parte alta, es la Catedral Ortodoxa de Alejandro Nevsky. Son las características cúpulas de cebolla, lo que hace que uno piense inmediatamente en Rusia y sus famosas catedrales de Moscú o San Petersburgo (la del Salvador de la Sangre Derramada es una de mis iglesias favoritas del mundo y data, igual que esta, de principios del siglo XX).

A lo largo de las guerras que se sucedieron desde su construcción, la catedral ha sufrido innumerables ataques, pero el amor que la gente de esta ciudad siente por ella, ha hecho que perviva a lo largo de los años.

Tallin Loleta 6

Tallin Loleta 7

Tallin, una de las ciudades bálticas imprescindibles… pero recuerda: Más de 70 destinos diferentes en al blog, porque viajar y cocinar es posible.

Y hablando de cocinar, ¿te apetece un buen pato de pasta? Si quieres te presto mi salsa secreta, una salsa de verduras que una de mis amigas nos hacía en su casa en tiempos de la universidad .

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest