¿Borrachuelos malagueños o pestiños dulces? Bueno en realidad es lo mismo. se llaman borrachuelos a estos pestiños porque están emborrachados y llevan tres tipos de alcohol: vino blanco, anís y vino dulce de Málaga.

Son un dulce muy típico en Malaga y se pueden encontrar todo el año aunque en Navidad y Semana Santa es cuando todos los comemos. A mi me gustan de azúcar y no de miel, y en Málaga los venden rellenos de batata, de cabello de ángel o sin rellenar, como estos de hoy que son los que más me gustan.

Nunca los había hecho hasta que un día al comprarlos mi hijo me dijo “¿y estos por qué nos los haces tú, mamá? Y pensé, pues es verdad, ¿porqué no los he hecho nunca?. Así que los hice y me enamoré de la receta así que aquí la tenéis con vídeo incluido para que podáis hacerla en casa.

ç

Ingredientes

  • 850 g de harina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 120 ml de vino blanco
  • 120 ml de anís
  • 120 ml de vino dulce de uva moscatel de Málaga
  • 1 cucharada de matalauva (anís verde)
  • 1 cucharada de ajonjolÍ (semillas de sésamo)
  • 2 naranjas (la piel de una y el zumo de las dos)
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra

Para terminar

  • aceite de oliva para freír
  • azúcar para emborrizar
  • cabello de ángel o mermelada (opcional)

 

Preparación

En una sartén poner el aceite de oliva a fuego flojo e incorporar el anís verde y el ajonjolí junto con la piel de naranja. Dejar freír un par de minutos a fuego medio. Quitar la piel de naranja y reservar. Preparar un plato con papel absorbente y reservar.

En un bol grande poner la harina. Hacer un hueco en el centro y añadir el aceite con las semillas. Mezclar con ayuda de una cuchara. Añadir entonces el vino dulce, el blanco y el anís junto con el azúcar y mezclar bien.

Añadir el zumo de naranja y mezclar hasta lograr una masa homogénea. Amasar con los nudillos hasta conseguir una masa uniforme sin grumos. Hay que amasar unos 15-20 minutos para evitar que luego salgan duros. Podéis amasar en una batidora con gancho de amasado aunque yo lo hice a mano. Tapar con un trapo y dejar reposar 20-30 minutos.

Transcurrido ese tiempo, formar bolas del tamaño de una nuez y en una mesa de trabajo f(si es necesario poner un papel de horno) aplastar cada una con la palma de la mano. No debe quedar redonda, debe ser un poco alargada.

Con la ayuda de un tenedor hacer marcas a lo largo de toda la masa. Dar la vuelta y cerrar. Si queremos rellenarlos, ponemos un poco en el centro de la masa, y cerramos. A mi no me gusta el cabello de ángel que es el relleno más típico de los borrachuelos, pero probé a rellenarlos de mermelada y están ricos también

Sellar bien con los dedos (o con un tenedor), la unión de ambas partes. Cubrir con aceite de oliva una sartén o cacerola honda, Calentar a fuego medio y freír en abundante aceite de oliva (los borrachuelos deben quedar sumergidos e el aceite para que se doren bien por todos lados). Deben estar de 3 a 4 minutos por cada lado para que se hagan bien por dentro, así que el aceite no puede estar muy caliente o se quemarán

Colocarlos en el plato con papel absorbente.

En un plato hondo volcar el resto del azúcar y pasar por ella los borrachuelos aún calientes para que el azúcar se pegue bien. Podemos servirlos templados y ya fríos y aguantarán bien hasta 4 días.

Trucos y consejos

  • Para hacerlos con miel, hervir 3 partes de miel con una parte de agua, pasar los borrachuelos fritos por el almíbar y dejarlos escurrir sobre una rejilla
  • Se pueden congelar
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones – 30 aproximadamente

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest