Dentro de los Postres fáciles, esta tarta de limón y merengue es una de mis favoritas y la preferida de mi hermana. Es una tarta de origen inglés que se hace con lemon curd. Las curd son unas cremas de fruta que puede hacerse con mango, limas, frambuesas, fresas, naranja y sobre todo limón.

La base es la pulpa o zumo de fruta (si es un cítrico además la piel rallada) y se combina con azúcar y mantequilla además de con huevos o yemas de huevo, de modo que queda una crema con mucho cuerpo. La clave para que quede más o menos espesa es el tiempo de cocción. Cuanto más tiempo esté cociendo a fuego suave, mas espesa quedará. Dependiendo del uso que vayamos a darle, la querremos más o menos espesa.

Me encanta hacerla en formato grande o individual y en mi casa son adictos a la crema de limón (o lemon curd) con la que se hace. Cuando preparo la crema de limón siempre hago de más para poder disfrutar de ella con yogur griego: mitad yogur mitad crema de limón encima y tendréis un súper postre de verano en un periquete.

Resulta muy ácida pero el merengue que la acompaña equilibra perfectamente el dulce y el ácido en esta receta que es una tradición en casa. Fácil y delicada, ¿te atreves?.

Postres fáciles. Tarta de limón 1 (1 de 1)

Postres fáciles. Tarta de limón 2 (1 de 1)

Postres fáciles. Tarta de limón 4 (1 de 1)

Postres fáciles. Tarta de limón 7 (1 de 1)

Postres fáciles. Tarta de limón 3 (1 de 1)

Postres fáciles. Tarta de limón 5 (1 de 1)

 

Ingredientes

Para la masa

  • 225 g de harina 0,12 €
  • 175 g de mantequilla fría 0,75 €
  • 45 g de azúcar glas 0,10 €
  • 1 huevo grande 0,12 €

Para el relleno de limón

  • la ralladura de 6 limones 0,70 €
  • 300 ml de zumo de limón 0,15€
  • 200 g de mantequilla 1,00 €
  • 400 g de azúcar 0,35 €
  • 5 yemas de huevo 0,80 €
  • 2 huevos enteros 0,41 €

Para el merengue

  • 4 claras de huevo 0,11 €
  • 225 g de azúcar 0,18 €
  • 2 cucharaditas de harina de maíz (maicena que hará de estabilizante y ayudará a que nuestro merengue no se baje) 0,15 €

Total 4,16 € que dividido entre las 8 raciones que salen, son 0,52 € por cada trozo. Nada más rico por tan poco

 

Preparación

1. Precalentar el horno a 180C

2. En primer lugar hacer la masa. Podemos hacerla en batidora eléctrica mezclando todos los ingredientes o a mano. Con la punta de los dedos vamos deshaciendo la mantequilla con la harina y el azúcar. Añadimos el huevo y si fuera necesario un poco de agua y amasamos hasta que la masa sea fina y suave. Hacemos una bola, envolvemos en papel film y dejamos enfriar en la nevera.

3. Cuando la masa esté fría, la colocamos entre dos papeles de hornear y con ayuda de un rodillo estiramos hasta que tenga un grosor de unos 3 mm. Forrar el molde con esta masa cuidando que quede bien cubierto con la masa. Cubrir con un papel de horneado y rellenar con garbanzos o judías de horneado y hornear a 180 grados durante 15 minutos. Quitar entonces los garbanzos y hornear durante otros 5 minutos bajando la temperatura a 170 grados. Reservar.

4. Para la crema de limón, en un bool mezclar las yemas y el huevo con el azúcar. Añadir la ralladura y el zumo de limón. En un cazo poner agua a calentar. Cuando esté caliente poner el cazo sobre él para que las yemas cuajen. El agua debe tocar ligeramente el cazo pero es más el vapor de agua lo que nos va a ayudar a espesar la crema. Hay que hacerlo sin que el agua hierva porque entonces el huevo cuajaría. Una vez la mezcla haya espesado, pasarla por un colador o chino para eliminar los restos de ralladura y reservar en un bol hasta que enfríe completamente.

Si tenemos thermomix, podemos hacerlo también. Pondremos la ralladura de limón con el azúcar y trituraremos a velocidad máxima durante 30 segundos. Añadir el zumo, la mantequilla y los huevos y mezclar unos segundos a velocidad 6. Tras esto, programar 12 minutos a 80 grados, velocidad 2. Poner en un bol y dejar enfriar completamente.

5. Para el merengue, batir las claras de huevo en una batidora eléctrica hasta que se formen picos suaves. Añadir el azúcar en forma de lluvia y seguir batiendo hasta que el merengue esté duro y brillante. Añadir la maicena y batir de nuevo. Con ayuda de una cuchara, poner el merengue sobre la tarta. A mi me gusta hacerlo con una cuchara y formar picos sobre la tarta en lugar de hacerlo con una manga pastelera, pero podéis hacerlo como más os guste.

6. Quemar el merengue con un soplete.

 

Trucos y consejos

  • Si lo preferís en lugar de quemar con un soplete, podéis hornear de nuevo durante unos 15 minutos hasta que el merengue esté dorado.
  • Podéis servir la trata fría o templada
  • Dificultad: media
  • Tiempo de preparación: 1 hora
  • Comensales: 8

Y no te olvides, que tenemos taller de tartas saladas este viernes.

11194470_831310380273712_1750395884112522081_o

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest