Con estas patatas rellenas de gambas con ventresca de atún inauguramos la temporada de recetas para esta Navidad. Son muy fáciles de preparar pero sobre todo están deliciosas.

Llevan un relleno que lo mismo te sirve para rellenar patatas que cualquier otra verdura como berenjenas o calabacines, pero las patatas quedan perfectas. Con esta recets os presento la primera de las dos que he preparado para el recetario de pescados Pereira y de Conservas Portomar.

Se trata de un recetario en el que hemos participado Tere de Las Maria Cocinillas, Isabel de La cocina de Frabisa y Raul de Raul en la playa con recetas ricas para todos los gustos todas preparadas con pescados congelador y conserrvas de pescados.

Esta de hoy es la primera de las dos que yo he preparado y que espero te gusten tanto como para prepararlas estas fiestas. Se trata de unas patatas rellenas con gambas y cubiertas de una bechamel. Son cremosas con un rico sabor a mar y el relleno puedes congelarlo antes de rellenar las patatas. Una receta que espero acompañe tu mesa. ¡Vamos a por ellas!

 

Ingredientes

  • 6 patatas medianas
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 300 g de langostino austral ultracongelado Pereira
  • 1 lata de ventresca de bonito en aceite de oliva Portomar
  • 1 chorreón de brandy o coñac
  • Media cucharadita de tabasco
  • 300 ml de caldo de cocer los langostinos
  • 60 g de harina
  • 500 ml de leche
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • 1 manojo de perejil fresco

 

Preparación

Descongelar los langostinos y los calamares.

Hacer un corte en el lado superior de cada patata. Con ayuda de una cuchara, vaciar las patatas. Enjuagarlas bien. Ponerlas en una bandeja de horno. Salpimentar y rociar con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Hornearlas a 180 grados durante 20 minutos hasta que las patatas estén tiernas al pincharlas con la punta de un cuchillo.

Pelar los langostinos. Poner todas las cáscaras en una cacerola con medio litro de agua. Dar un hervor. Reservar.

En un cazo, cocer los trozos de patata en el caldo de haber cocido los langostinos. Cuando la patata esté tierna, añadir media cucharada de mantequilla y rectificar de sal. Reservar

Picar por separado lo más fino posible los ajos y el puerro. Reservar

En una cacerola, poner una cucharada de mantequilla. Dorar los ajos. Añadir el puerro y dejar rehogar a fuego suave.

Cuando los puerros estén tiernos, añadir entonces los langostinos y dar unas vueltas. Salpimentar. Añadir el tabasco y el brandy y dar un hervor. Cuando el alcohol se haya evaporado, retirar del fuego y reservar en un bol.

En la misma cacerola poner a calentar el resto de la mantequilla. Añadir la harina y dorar ligeramente sin parar de mover.

Comenzar a añadir la leche caliente poco a poco cuidando que no queden grumos. Para ello mover con ayuda de unas varillas. Añadir la nuez moscada y dejar cocer suavemente durante 15-20 minutos. Rectificar de sal y pimienta.

Mezclar 4 cucharadas de puré de patatas con 4 cucharadas de bechamel.

Cuando las patatas estén tiernas poner en el fondo una cucharada de la mezcla de patatas y bechamel. Poner encima una cucharada del picadillo de langostinos. Terminar con otra cucharada de bechamel.

Espolvorear con el queso rallado y gratinar al horno durante unos minutos hasta que estén bien doradas.

Servir con un poco de perejil picado por encima.

Podemos acompañar con el resto de la bechamel bien caliente.

 

Trucos y consejos

  • Prueba a rellenar unos calabacines en lugar de las patatas
  • Tiempo de preparación: 50 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones:6

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest