Los pasteles y quiches son algo muy socorrido en la cocina. Son muy fáciles, rápidos y nos sacan de cualquier aprieto que surja de improviso y este de salmón y patatas que os traigo hoy está delicioso.

Este pastel de salmón y patatas se hace tapado con masa y está muy rico. El relleno se cocina junto dentro de la masa. Una vez preparada se cocina en el horno de modo que podemos dedicarnos a otra cosa mientras termina de hacerse. La receta original del pastel de salmón y patatas pedía salmón ahumado, pero a mi el salmón ahumado me gusta frío y no cocinado, así que me decidí a probar suerte y salió para chuparse los dedos. Con todo lo grande que era se acabó todito.

Esta receta es una adaptación de un pastel de salmón y patatas de Paul Hollywood, un cocinero inglés que hace unos pasteles salados deliciosos. Él la hace con pasta filo pero yo preferí hacer una versión rápida con pasta brisa preparada que compré en el súper porque no llegaba para la comida. Con pasta filo es muy fácil de hacer pero tiene sus tiempos que yo ese día no tenía. Así surgió esta tarta rápida

Usé además un molde nuevo que me acababan de regalar. Es una nueva línea de moldes y que hace que la masa quede perfectamente cocida y sobre todo que quede crujiente y con un bonito color tostado que tanto trabajo me costaba en mi molde anterior.

En este tipo de tartas tapadas, siempre uso mi black bird. Es un pájaro de porcelana y que se coloca en el centro de la tarta y que hace que la masa quede bien hecha ya que el jugo del pescado puede evaporar de modo que no queda dentro y el relleno queda en su punto.

No son necesarias todas estas cosas, y obviamente podéis hacerlo en un molde de toda la vida y sin el pájaro, pero tendréis que pinchar y hacer agujeritos en la capa de masa de arriba para que le líquido pueda evaporar, y sobre todo, tendréis que ajustar los tiempos de horno aumentándolos un poco para que vuestra masa quede tan crujiente como quedó la mía.

Este pastel sirve además como plato único pero también podéis servirlo acompañado de un poco de ensalada y está rico rico de verdad.

 

loleta trata de salmón y patatas 13 (1 de 1)

loleta trata de salmón y patatas 12 (1 de 1)

loleta trata de salmón y patatas 11 (1 de 1)

loleta trata de salmón y patatas 10 (1 de 1)

loleta trata de salmón y patatas 3 (1 de 1)

loleta trata de salmón y patatas 12 (1 de 1)

loleta trata de salmón y patatas imagen p

 

Ingredientes

  • 75 g de aceite de oliva vírgen extra 0,26 €
  • 1 cebolla grande cortada en rodajas finas 0,20 €
  • sal al gusto 0,02 €
  • unos granos de pimienta negra y rosa 0,10 €
  • 800 g de patatas rojas 0,90 €
  • 2 láminas de pasta brisa 2,20 €
  • 400 g de salmón fresco – hay que pedir al pescadero que nos saque los lomos sin piel y que nos los corte en filetes. También podéis comprar los lomos con piel y filetearlo en casa pero eso lleva su tiempo y esta receta es para hacerla sin pensar. 4,80 €
  • 100 ml de nata normal 0,50 €
  • 1 huevo batido 0,12 €

Total 8,24 € que dividido entre las 12 porciones que salen del molde de 30 cm, suponen o,68 € por porción. ¿No te parece irresistible? Pues vamos a prepararla.

 

Preparación

1. Precalentar el horno a 180 C . Cuando encendáis el horno, acordaos de colocar un papel aluminio en la parte de abajo. Puede gotear un poco de nata y así no hay que limpiar después!

2. Calentar el aceite en una sartén y pochar la cebolla a fuego medio-bajo hasta que comience a dorarse.

3. Cocer las patatas enteras sin piel en una cacerola con abundante agua caliente y un pellizco de sal. Ya se que hay quien dice que es mejor cocerlas con piel, pero así es más fácil prepararlas luego.

4. Como la pasta brisa contiene mucha cantidad e mantequilla no es necesario engrasar el molde siempre que se trate de uno anti adherente. Colocar la masa tapando bien todo el fondo y cubriendo bien las paredes del molde. Colocar el pajarito negro en el centro del molde. Yo usé un molde grande de 30 cm porque ¡éramos muchos para comer!

5. Cortar en rodajas las patatas cocidas y probarlas de sal. Colocar una capa cubriendo bien todo el molde. Según nos haya parecido que están de sal, rectificar y añadir un poco de pimienta molida. Yo cojo los granos de las dos clases y en un mortero las machaco. Continuar con una capa de cebolla y otra de salmón y salpimentar. Terminar con una capa de patata cocida. Salpimentar.

6. En un bol mezclar la nata con el huevo y batir bien sazonando un poco y volcar sobre el molde. Cubrir con la otra hoja de masa brisa (si usáis el pajarito deberéis hacerle un agujero en el centro). Aprovechar los recortes que nos sobren para hacer algún adorno.

7. Hornear durante 30-35 minutos, o hasta que la masa esté dorada

8. Reposar el pastel unos 15 minutos antes de servir para que se asiente bien. Disfrutad de este pastel solo o en compañía de una ensalada.

Trucos y consejos

  • Si lo prefieres usa pasta filo. Tendrás que usar 8 capas untando cada capa con mantequilla derretida.
  • Sustituye el pescado por tu pescado favorito o por una carne picada
  • Puedes sustituir la totalidad de la nata por huevos batidos, pero no quedará tan cremoso
  • Córtalo en trozos pequeños y sírvelo como aperitivo
  • Dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 60 minutos
  • Comensales: 12 personas
  • Acompaña tu plato de un vino blanco Rueda verdejo de Bodegas Arribeño, 1,80 €

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest