Pasear por París es siempre un lujazo. Da igual que llueva, porque si hay un sitio donde la lluvia es realmente maravillosa, aquí es. Siempre es más agradable si el buen tiempo nos acompaña, pero un día gris en otoño nunca deslucirá un paseo por sus calles. Si además tenéis la suerte de visitarla cuando se celebra un acontecimiento importante, aún mejor… París nunca defrauda y tampoco lo hace su Barrio Latino.

Recuerdo con mucho cariño en mis tiempos de estudiante, la celebración de los 100 años de la Torre Eiffel, cuando por primera vez la iluminaron de arriba a abajo, y el aniversario de la Revolución Francesa en los impresionantes Jardines de Tullerías con recreaciones teatrales de la toma de la bastilla, de la muerte de María Antonieta…también en los alrededores del Barrio Latino.

Un paseo por el Barrio Latino de París 1

París es inmenso, tiene rutas y paseos dignos de un buen libro, hay miles. Os contaré hoy uno de mis destinos favoritos por la capital francesa: El Barrio de Saint Germain des Prés, más conocido como el Barrio Latino (Quartier Latin), pintoresco y turístico, pero no por ello menos interesante.

Iniciaremos el camino en el puente de la Concordia, frente a la Asamblea Nacional (Metro Invalides o Assemblée Nationale) y en dirección a l’Ille de la Cité y el Barrio Latino, y junto al Sena pasearemos en busca del Museo D’Orsay, para mi, sin duda el más bonito del mundo. No por la majestuosidad de su edificio, ni por acoger las mejores obras, sino porque para mi no hay museo con más luz natural, con más encanto ni con más variedad artística que el D’Orsay. Es una antigua estación de trenes rehabilitada, y como es habitual en París, la más encantadora que podáis imaginar. Su restaurante es recomendable, con buffet llibre y menú con precios asequibles, algo raro en París, una alternativa a sitios más caros.

Un paseo por el Barrio Latino de París 3

Un paseo por el Barrio Latino de París 4

Seguimos nuestro y nos encaminamos al corazón del Barrio Latino por la Rue de Bellechasse para buscar el Boulevard de Saint-Germain, arteria principal del barrio. Justo en la vertice entre las dos calles, encontraremos la Boulangerie Gosselin, pastelería donde te quedas pegado al escaparate… impactante. Seguimos por el Boulevard hasta alcanzar la Rue de Bac, larga calle plagada de impresionantes pastelerías, tiendas gourmet y tiendecitas con un encanto irresistible. Si el estómago os llama, también tenéis otra opción para hacer una parada en La pâtisserie des rêves, donde Philippe Conticini como su nombre indica, podréis hacer realidad todos vuestros sueños más dulces. Su pastelería es delicada, original, actual y por supuesto muy francesa (mira este post)

Un paseo por el Barrio Latino de París 6

Un paseo por el Barrio Latino de París 7

Continuamos por la Rue du Bac hasta llegar a mis grandes almacenes preferidos de París: Le Bon Marché, que este año cumplen 160 años, y están como nunca. Se encuentra en la esquina con la Rue de Sévres número 38 y es visita obligada para los amantes del chic parisino. Tiene una papelería de sueño y una librería de cocina increíble pero sin duda lo mejor lo esconde en La Grande Epicerie: la tienda gourmet donde querréis comprarlo todo, si no fuera por los precios que tienen… Pero incluso aunque no lo hagáis, merece muy mucho la pena dedicar un rato a olisquear sus productos. Todo lo que imaginéis lo veréis aquí, desde las especias más extrañas a las mil y una formas de comprar hígado de oca o de pato. Una delicia para los cinco sentidos.

Un paseo por el Barrio Latino de París

Un paseo por el Barrio Latino de París 8

Un paseo por el Barrio Latino de París 9

Continuamos nuestro paseo por la Rue de Sevres y Rue du Four. En el número 51 de esta calle se encuentra una de las tiendas con más sabor parisino: Repetto, La tienda de las bailarinas más bonitas y de las más caras que podáis imaginar. Incluso aunque solo sea para echar un vistazo a los zapatos, debéis entrar y sucumbir ante sus delicadas bailarinas de mil colores que os harán sentiros como una auténtica reina de ballet.

Un paseo por el Barrio Latino de París 10

Seguimos por la Rue du Four y a la altura de la Rue Mabillon nos desviamos para buscar la Rue Lobineau. En el número 2 de esta calle, junto al Mercado, encontramos la pastelería Gerard Mulot, una tienda delicatessen más que recomendable donde podéis comer sentados en sus mesitas altas. Hay mil clases de bocadillos gourmet, tartas saladas, quiches y unas ensaladas deliciosas. El precio es asequible y la comida deliciosa. Tenéis además toda clase de dulces inimaginables… Fue aquí donde probé el quiche de atún. Delicioso, delicado y perfecto para un entrante o como plato único.

Un paseo por el Barrio Latino de París 11

Desde la Rue Lobineau llegamos a la Rue Tournon y así retornamos al grandioso Boulevard Saint Germain. Estampa típica de París, con la grandiosidad de sus edificios, mil tiendas y cafés elegantes que juegan el papel de escaparates donde ver y ser vistos por la sociedad parisina. Tomar un café en uno de ellos es un lujo, ya que podemos llegar a pagar 7 euros por un café solo, pero la sensación de estar sentado donde lo han hecho personajes históricos y famosos es única.

Uno de los más conocidos es el Cafe de Flore por donde han pasado una buena lista de nombres ilustres como André Breton, Jean Paul Sartre, Truman Capote y demás personajes del mundo de la moda, el arte y la literatura. Enfrente el Armani Café, se comienza a hacer hueco en el corazón de los parisinos

Un paseo por el Barrio Latino de París 12

Continuamos nuestra caminata por la Rue Bonaparte donde en el número 21 encontramos el templo mundial de los macarons: La Dureé. En esta dirección tiene la casa de los macarons su sucursal del Barrio Latino. Una tienda siempre llena de gente, con colas de japoneses ávidos de comprar sus famosos dulces. Personalmente me gusta más la tienda de Rue Royale, pero si estáis por Saint Germain, no podéis perdérosla.

Un paseo por el Barrio Latino de París 13

Un paseo por el Barrio Latino de París 13

La Dureé hace esquina con la Rue Jacob, que debéis tomarla hasta la Rue de Seine y alcanzar la Rue de Buci, saboread estas calles llenas de tiendas y cafés coloristas, todo un lujo para la vista. Caminad hasta el final de Buci y os toparéis con la fuente de Saint Michel, puerta de entrada del Barrio latino, tomamos Quai des Grands Augustins y a lo largo del río, podremos ver los numerosos puestos de pintores y coleccionistas de libros antiguos que se encuentran en la ribera. Detrás obtendremos una vista majestuosa de la Catedral de Nuestra Señora de París, Nôtre Dame des Paris. Déjate llevar por la magia de las estampas más típicas de la capital francesa… Como dijo Humphrey Bogart en la mítica frase de Casablanca: Il nous restera toujours Paris”

Un paseo por el Barrio Latino de París 14

Un paseo por el Barrio Latino de París 15

Un paseo por el Barrio Latino de París 16

Terminamos aquí este… pequeño paseíto. Ahora manos a la obra con el “Quiche au ton”, una sencilla y deliciosa receta salada, mi versión de la que comí en Gerard Mulot. ¡¡Espero que os guste!!.

Por cierto, si os gustan las recetas francesas, os invito a ojear mi selección gourmet: Tartiflette con hojaldre, Rape en papillote, Soufflé de queso y albahaca o los increíbles Macarons.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest