El pandoro es el dulce típico italiano y junto con el panettone sea probablemente el más conocido también fuera de Italia. Ser trata de un tipo de brioche con mucho aroma y un suave sabor y que tiene muchas variantes.

La forma del Pandoro es muy característica en forma de cono pero como una estrella, normalmente de ocho puntas. La masa, de tipo brioche como hemos dicho con un sabor delicioso a vainilla y a mi me gusta ponerle un poco de ralladura de limón que aunque no es el sabor predominante si le da un extra de aroma.

El Pandoro que yo os traigo hoy es el tradicional, el de siempre, y no lleva ni crema ni frutas. Hoy en día es muy normal encontrar el Pandoro con pepitas de chocolate, pasas o frutas, como el panettone, pero el original es como este Pandoro, con todo su sabor pero sin añadir nada más, tan solo un poco de azúcar glas por encima (el azúcar se le pone cuando vayamos a tomarlo y no antes porque puede hacer que se nos ponga un poco duro y seco).

En Italia lo encontraréis por todas partes, en cajas de cartón o en las pastelerías sin más, porque es un dulce muy típico, y un poco engorroso. Yo compré el molde para hacerlo y lo uso un montón. Os recomiendo que lo compréis porque tanto la forma como la cocción es diferente y lo que realmente caracteriza este rico dulce que muchos dicen que tiene su origen en Verona. Sea de sonde sea esta delicioso y espero que a partir de hoy hagáis mucho Pandoro en casa. Solo necesitáis paciencia y estoy segura de que os saldrá a la primera.

Pandoro 15 (1 de 1)

Pandoro 14 (7 de 7)

Pandoro 16 (1 de 1)

Pandoro collage

Pandoro collage 2Pandoro collage 3

Pandoro 17 (1 de 1)

Preparación

Ingredientes (para un pandoro de aproximadamente 1 kg)

Para el prefermento

  • 65 g de harina de fuerza
  • 33 ml de agua a 30 grados
  • 16 g de levadura fresca o 5 g de levadura seca de panadería

Para la primera masa

  • el prefermento
  • 120 g de harina de fuerza
  • 30 g de azúcar
  • 65 g de huevo

Para la segunda masa

  • la primera masa
  • 250 g de harina de fuerza
  • 10 g de leche en polvo
  • 130 g de azúcar
  • 14 g de miel o de sirope
  • 185 g de mantequilla a temperatura ambiente con textura pomada
  • 160 g de huevos ligeramente batidos
  • 28 g de yemas de huevo
  • 1 cucharada de vainilla
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón o naranja

Preparación

1 Lo primero es preparar el prefermento. Para ello en un bol ponemos la levadura en el agua templada. Cuando esté completamente disuelta comenzamos a añadir la harina. Primero 20 gramos y mezclamos en el bol. Hay que formar una bola compacta así que tendremos que amasar con el resto de la harina sobre la superficie de trabajo hasta que toda la harina haya quedado incorporada. Formamos una bola con la masa y la ponemos en un bol grande. Cubrimos y dejamos levar hasta que doble el volumen tapado con un trapo húmedo (unos 90 minutos). Yo sigo usando mi gorro de ducha para masas y la dejo reposar dentro del horno apagado.

2. Pasado este tiempo, preparamos la primera masa. Para ello, ponemos el prefermento en el bol de batidora eléctrica, y añadimos los ingredientes e la primer masa: el azúcar, la harina y la mitad de los huevos. Con el gancho de amasado, amasamos a velocidad baja (mi batidora tiene 7 velocidades y lo hago en el 2). Pasados un par de minutos añadimos le resto de los huevos y seguimos batiendo hasta que se forme una bola que se agarre al gancho. Rascamos con una rasqueta el fondo del bol y el gancho para desprender la masa bien, y volvemos a amasar con la batidora hasta que se forme una bola lisa y firme (unos 10-15 minutos) que se despegue de las paredes del bol.

3. Sacamos la masa del bol de batidora eléctrico y sobre una superficie enharinada ligerament un poco a mano para formar una bola. En el bol de la batidora limpio espolvoreado de harina colocamos la bola de masa. Tapamos con papel film (o con un gorro de ducha), y dejamos reposar con el horno apagado durante otros 90 minutos.

4. Ahora pasamos a elaborar la segunda masa. Añadimos al bol la harina, el azúcar, la miel, la yema, la ralladura de l limón y la vainilla y comenzamos a amasar de nuevo con el gancho dela batidora. Pasado un minuto, comenzamos a añadir los huevos enteros ligeramente batidos. Seguimos batiendo hasta que la masa comience a despegarse del bol. En ese momento paramos la batidora y rascamos las paredes del bol y el gancho para desprender toda la masa. De este modo estimulamos la formación del gluten.Seguimos amasando hasta que la masa se despegue de las paredes y comenzamos a añadir la mantequilla en pequeños trozos esperado a que se deshaga un trozo antes de añadir otro. En este momento la masa se volverá pegajosa de nuevo y parecerá un desastre pero no te asustes, todo va perfectamente. Solo hay que dejar batir unos 30-.40 minutos a velocidad baja para que la harina absorba toda la mantequilla.

5. Mientras tanto, engrasar el molde. Yo uso un spray engrasante pero podéis hacerlo con mantequilla, cuidando que todos los ángulos queden bien engrasados.

6. Cuando la masa se despegue del molde, parar la batidora y volcar la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada. Con un amasado suave formamos una bola. La masa estará lisa y suave. Colocamos la bola dentro del molde cuidando que la parte lisa de la bola de masa quede boca abajo. Alisamos un poco la superficie con la mano cuidando que la masa se meta bien en las aristas. Tapar con papel film ligeramente engrasado por abajo y dejar reposar un par de horas dentro del horno apagado hasta que la masa llegue al borde del molde (entre 2 y 3 horas)

7.Cuando el pandero haya subido, precalentar el horno (modo calor arriba y abajo) a 170 ° C y, mientras tanto, destapar el pandoro para que se seque un poco (para formar la piel).

8. Colocar la bandeja en el punto más bajo del horno para evitar que el Pandoro se queme por arriba al tocar el grill (la cúpula crecerá mucho si lo has hecho todo correctamente). Cuando el horno esté caliente introducir el molde.

9. Pasado los primeros 10 minutos, bajar la temperatura a 160º y continuar por otros 40-50 minutos. Insertar un termómetro directamente al centro de Pandoro, medirá 96º. Si no tienes un termómetro, un Pandoro de 1kg se horneará en unos de 50/60 minutos de cocción; y un Pandoro de 500g en unos 40 minutos. Cada horno se comporta a su manera por eso conviene tener un termómetro (el mío es de IKEA y me costó 9 euros y estoy encantada así que tampoco cuesta una fortuna) pero lo que nunca hay que hacer es abrir el horno antes de los primeros 40 minutos.

10. Pasado este tiempo y cuando el pandoro esté listo, dejar enfriar 3 horas antes de desmoldar. Pasado este tiempo girar el molde y desmoldar.

11. Dejar reposar unas horas y luego introducirlo en una bolsa de plástico rociada con tu licor favorito. Servir espolvoreado con un montón de azúcar glas.

Trucos y consejos

  • Si lo deseas puedes añadir unas pepitas de chocolate
  • Tiempo de preparación 6 horas
  • Dificultad: media
  • Raciones: 10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR