Este Pan casero de castañas con salvia de ha convertido en uno de mis favoritos. Es un pan denso, de miga contundente que me encanta cortado en rebanadas para desayunar. Aguanta todo de modo que si quieres ponerle un huevo, bacon y tomate como mi hijo, la rebanada no se viene abajo porque es muy densa. Perfecto pan casero para los comilones de pan vamos.

Las castañas me encantan y hace tiempo que me perseguía la idea de hacer un pan casero con harina de castañas. Así que cuando este verano estuve de vacaciones en Galicia y encontré en un pueblito una tahona que vendía harina de castañas, no dudé en comprar un kilo y traérmela en la maleta de vuelta a casa.

Desde entonces ha dado varias vueltas de balda en balda hasta que por fin han llegado las castañas y puedo usarlo como había pensado. El pan casero tiene tropezones de castañas además de su harina y está aderezado con salvia que le da un toque muy especial. Decidí además aportar una parte de harina integral para tener más sabor y aunque no está hecho con masa madre, el fermento le da un toque de sabor muy rico. Es un pan casero fácil de hacer y sin complicaciones así que aunque no hayas hecho pan nunca, anímate y vuélvete “panarra”. Te va a encantar este mundillo, ya verás.

Pan casero. Castañas con salvia

Pan casero. Castañas con salvia

Pan casero. Castañas con salvia

Pan casero. Castañas con salvia

Pan casero. Castañas con salvia

Pan casero. Castañas con salvia

Pan casero. Castañas con salvia

Pan casero. Castañas con salvia

Ingredientes

Para el fermento

  • 150g de harina fuerte 0,13 €
  • entre 130 y 150 ml de agua 0,04 €
  • ¼ cucharadita de levadura seca activa (2 g) 0,05 €

Para el pan

  • el fermento
  • 150 g de harina de trigo integral ecológica 0,25 €
  • 100 g de harina de fuerza ecológica 0,19 €
  • 100 g de harina de castañas ecológica 0,70 €
  • entre 130 y 150 ml de agua 0,04 €
  • ¼ cucharadita de levadura seca activa 0,05 €
  • 1 cucharada de miel ecológica o de azúcar moreno ecológica o de sirope de arce 0,07 €
  • 1 cucharadita de sal 0,03 €
  • ½ taza de nueces 0,55 €
  • ½ taza de castañas limpias, muy picadas 0,45 €
  • unas hojas de salvia finamente picadas 0,20 €

Total 2,72 € que entre las al menos 12 rebanadas que obtendrás, suponen 0,22 € por cada deliciosa rebanada de un pan que no va a dejarte indiferente.

Preparación

1. Preparar el fermento la noche anterior. Para ello, disolver la levadura en el agua y mezclar todos los ingredientes en un bol grande. La mezcla debe ser un poco líquida e imposible de amasar. Si no es así añadiremos un poco más de agua. Yo usé los 150 ml completos. Para mezclar a mi me encanta usar una rasqueta que mi amigo Andrés de El Amasadero me regaló hace tiempo, que viaja conmigo cuando se que la voy a necesitar y que cuido como oro en paño.

2. Cubrir bien con papel plástico (yo ya sabéis que uso un gorro de ducha de hotel para mis panes) y dejar reposar durante al menos 10 horas (lo mejor toda la noche) en un lugar con una temperatura ambiente entorno a 25 ºC.

3. Una vez haya pasado este tiempo, combinar las harinas y la sal en un bol y mezclar bien.

4. Disolver la levadura en el agua (empezamos con 130 ml aquí también), y añadir la miel o el azúcar. Esta mezcla la volcamos sobre el fermento que tenemos preparado. Mezclar bien.

5. Añadir esta mezcla al bol de las harinas y mezclar bien. Añadir las nueces, las castañas y la salvia picadas. Mezclar bien asegurándonos de que todos los ingredientes estén bien integrados. Podemos hacerlo con una rasqueta o con las manos directamente.con las manos. Dar un par de amasados y dejar reposar la masa durante 1 hora en un bol tapado (yo como siempre mi gorro).

6. Después de este tiempo amasar durante unos 4 minutos. Yo prefiero el amasado Bertinet .

El amasado sigue los siguientes pasos: la masa se coloca en la mesa de trabajo, y ponemos una mano a cada lado de la masa cogiéndola como si fuera un bocadillo con los dedos gordos quedando en la parte de arriba, la levantamos, y estrellamos contra la mesa la parte de abajo que está colgando sin soltarla de las manos. Después, la parte que tenemos cogida por las manos se pliega hacia adelante y volvemos a empezar.

Al principio es difícil pero luego te acostumbras y a mi es como más me gusta amasar. No hace falta añadir ni aceite ni harina de modo que la receta queda tal cual es, sin alterarse.

7. Pasados unos minutos de amasado, reposar la masa en forma de bola durante 1 hora sobre una bandeja tapado con un trapo.

8. Precalentar el horno a 250 º. En la parte de abajo poner una bandeja de horno con medio vaso de agua. Esto hará que nuestro pan tenga una corteza crujiente.

9. Cuando el horno esté bien caliente. hacer unos cortes en la parte de arriba con una cuchilla o con un cuchillo muy afilado y hornear durante 5 minutos. Pasado este tiempo, sacar la bandeja de agua (casi no quedará) y bajar la temperatura a 200º. Cocer durante 30. Dependiendo del horno el pan podrá estar antes o después. Por eso es importante mirarlo. La corteza debe estar tostada y si golpeamos el pan parecerá que está hueco

10. Cuando el pan esté listo, sacar del horno y dejarlo sobre una rejilla. Espolvorear un poco de harina por encima para dar un toque rústico.

Trucos y consejos

  • Aromatiza con un poco de romero si no encuentras salvia fresca
  • Añade unas avellanas si no es la época de las castañas
  • Dificultad: media
  • Tiempo de preparación: 14 horas entre levados (reposos) y elaboración
  • Raciones: 10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest