El naan se ha convertido en un habitual en casa. Mi hijo se los come a pares y es una de esas recetas que nuca consigo que sobre, aunque haga el doble de cantidad. Es muy fácil de hacer y está mucho más bueno que los que venden hechos, así que atrévete y Lúcete con Loleta.

Ingredientes

  • 375 g de harina
  • ½ cucharadita de levadura Royal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 huevo batido
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • 120 ml de leche
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pasta de ajo
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 50 ml de agua (si hace falta)

 

Preparación

 

  1. En un dedo de agua disolver el sobre de levadura de panadería.
  1. En un bol grande mezclar los ingredientes secos: harina, levadura royal, azúcar y sal.
  1. Hacer un hueco en el centro de la harina y añadir el huevo batido y la levadura diluida en agua. Añadir la leche y el aceite y mezclar con la mano con movimientos en círculo.
  1. Una vez esté todo bien mezclado añadir la pasta de ajo y el perejil picado y amasar con los nudillos hasta que esté bien incorporado todo. Tapar con un trapo húmedo y dejar reposar una hora hasta que doble el volumen.
  1. Hacer bolas pequeñas y amasar con rodillo hasta que queden tortas muy finitas.
  1. Calentar una sartén a fuego fuerte y poner una torta de pan encima. Con ayuda de una cuchara aplastar los bordes. Cuando empiece a inflar, darle la vuelta y dorar por el otro lado. Si se quiere se puede untar un poco de aceite por encima. También lo podemos hacer en el horno a 260º durante unos minutos hasta que estén dorados.

Fotos cedidas por MIriam Robledo, Canal Cocina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR