“Si te diera una taza que pudieras llenar con lo que quisieras, ¿de qué la llenarías?”

Musaca

La musaca (del griego mousakás) es un plato tradicional de los Balcanes y de Oriente Medio, una especie de lasaña a base de berenjenas. La versión griega, que es de sus platos más conocidos internacionalmente, consiste de capas de carne picada de cordero, berenjena en rebanadas, y tomate, cubierto de una salsa tipo bechamel (incorporada en los años 20) y todo horneado.

En Estambul, encrucijada entre Oriente y Occidente, también la probé, y resulta como una ensalada cocida hecha de tomates y berenjenas, parecida a la caponata de Italia, y servida en frío como aperitivo. A pesar de ser un nombre árabe, la musaca es usualmente considerada como plato griego en el resto del mundo. Las versiones balcánicas contienen patatas en lugar de berenjenas, y en las anglosajonas se usa una capa de puré de patatas. Lo normal es terminar con queso espolvoreado o con pan rallado y luego gratinar al horno.

Sin embargo, a mi el cordero es una comida que digamos no me apasiona, así que me lancé a crear mi propia versión de la musaca con carne picada de cerdo y de ternera (mitad y mitad) y una salsa de tomate casera especiada y sabrosa. Realmente, resulta deliciosa.

  • Nivel de dificultad: Intermedio
  • Para 4 personas
  • Tiempo de preparación: 40 min.

Ingredientes

  • 1/2 kg de carne picada mitad de ternera y mitad de cerdo 5,00 €
  • 1 cebolla 0,23 €
  • 4 dientes de ajo 0,18 €
  • 1 lata grande de tomate triturado 0,69 €
  • 4 berenjenas grandes 1,35 €
  • 1 vaso de aceite de oliva, un poco de pimienta negra recién molida y sal. 0,85 €
  • Un poco de cúrcuma, comino molido, orégano, tomillo, romero, perejil, nuez moscada y un poco de hierbabuena. Si os falta alguna especia no pasa nada, pero el sabor cambiará. 0,17 €
  • 1/2 litro de leche 0,30 €
  • 60 grs de harina 0,27 €
  • 30 grs de mantequilla 0,16 €
  • Un sobre de queso rallado para gratinar (a mi me gusta el que viene en sobres de plástico con varias clases mezcladas: emmental, cheddar, gouda, mozzarella…) 1,19 €

Total: 10,39 € a dividir entre cuatro, 2,59 €/persona

Utensilios

  • Cacerolas o sartenes grandes
  • Fuente rectangular cerámica honda apta para el horno
  • Horno
  • Vitrocerámica o cocina de gas
  • Cuchara de madera, tablas de cortar, un cuchillo afilado, recipientes varios, etc.

Maridaje

Para este plato, y así cambiamos, mi consejo es un vino espumoso, porque aunque suelen estar recomendados para entrantes y postres, las burbujas también desengrasan la comida, quizá un cava fresco rosado, por ejemplo Cava Segura Viudas Lavit Brut Rosado, de precio, unos 8,00 €. Recordad que el consumo de este tipo de cavas no lo debéis hacer más allá de 1 meses desde que lo compréis.

Preparación

1. Encender el horno a 180º C.

2. En una sartén grande dorar los ajos picados con la cebolla picada fina. Cuando la cebolla esté blanda, añadir la carne picada y sazonar con un poco de orégano y perejil al gusto. Rehogar hasta que la carne esté hecha. Rectificar de pimienta y sal. Apartar para más tarde.

3. En una sartén grande dorar los dientes de ajo. Una vez están dorados, añadir la lata de tomate triturado y freír a fuego medio durante unos 15 minutos. Añadir las especias: hierbabuena, cúrcuma, tomillo, romero y comino. Añadir la carne picada, mezclar bien y sofreír todo junto durante 5 minutos, salar un poco. Dejar reposar.

4. Lavar las berenjenas y cortarlas en rodajas de 1/2 cm de grosor aproximadamente. Ponerlas en una bandeja sobre papel absorbente para que vayan soltanto el agua. Dejarlas reposar 5 minutos. Pasarlas a una bandeja de horno sobre papel vegetal y hornearlas a 180 grados hasta que las pinches y estén blandas.

5. Engrasar con aceite una fuente de cerámica apta para el horno. Poner una capa de berenjenas y cubrir con carne picada. Poner otra capa de berenjenas y cubrir de nuevo con la carne picada. Se termina con la carne picada.

6. Vamos con la bechamel: En un cazo en la vitro poner una cucharada de aceite y la mantequilla a fuego medio. Cuando esté caliente añadir la harina moviendo con unas varillas para que no se queme hasta que tenga un color dorado y esté hecha una pasta.

7. Ir añadiendo poco a poco la leche sin parar de mover con las varillas. Añadir un poco de sal, pimienta y de nuez moscada. A mi personalmente me gusta que sepa a nuez moscada, pero hay que ir añadiendola poco a poco porque nos podemos pasar y puede amargar un poco.

8. Dejar cocer la bechamel durante unos 5 minutos más hasta que al probarla, no sepa a harina y se note que está bien cocida.

9. Poner un poco de queso rallado sobre la última capa de carne picada.

10. Cubrir con la bechamel caliente y añadir más queso rallado.

11. Gratinar al horno hasta que presente un color dorado. Ya veréis como ha merecido la pena. Seguro que estará impresionante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest