Hoy os traigo los mejores macarons. Y son de coco con crema de sésamo negro. Lo más increíble de esta receta es la crema de sésamo negro. Hace mucho tiempo aprendí de un chef de Singapur afincado en Australia, Tony Tan, un helado de crema de sésamo negro que me dejó completamente alucinada (prometo compartirlo en cuanto lleguen los calores). Desde entonces cada vez que puedo descubro este sabor a pasta de sésamo negro a familiares y amigos que ponen cara rara cuando les digo lo que es y la iluminan una vez que la han probado. El sabor es increíble, dulce y realmente original y todavía no ha habido quién se resista a repetir.

Pensando en qué traeros los mejores macarons, me acordé de ese helado fantástico y me dije ¿porqué no? Vamos a probar y a ver qué pasa. El resultado es este que hoy os traigo. Por primera vez me atreví a modificar los infrecuentes de la concha o galleta para darle más sabor a sésamo negro y coco, y aunque os reconozco que tenía poca fe en que salieran bien. salieron perfectos ¡y a la primera! Unos macarons bien equilibrados y originales que una vez más, volaron en casa. ¡Una perdición!

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

Los mejores macarons. Coco con crema de sésamo negro

 

Ingredientes

Para los macarons

  • 125 g de polvo de almendras (también se llama harina de almendras) 3,60 €
  • 15 g de semillas de sésamo negro para decorar 0,25 €
  • 15 g de coco rallado 015 €
  • 150 grs de azúcar glas. No sirve ni el que se hace en casa en la thermomix ni el que venden en el supermercado de Azucarera Española. El grano de estos azúcares es mucho más grueso que el que se requiere para hacer macarons. Yo uso uno inglés que se llama Tate Lyle Icing Sugar 0,50 €
  • 55 grs de claras de huevo. Lo ideal es que sean claras viejas: se congelan unos días y luego se descongelan y se mantienen 4 o 5 días en la nevera. Las claras aguantan hasta 10 días en la nevera 0,20 €
  • 150 grs de azúcar blanca 0,34 €
  • 38 grs de agua mineral 0,02 €
  • 55 grs de claras de huevo 0,15 €

Para la crema de sésamo negro

  • 60 g de chocolate blanco (cuanto mejor sea el chocolate más buena estará la crema de relleno) 0,40 €
  • 120 g de crema pastelera (en este enlace tienes la receta de la crema pastelera) 0,75 €
  • 1 cucharadita de pasta de sésamo negro ( o dos si queréis un sabor más intenso como yo) – la pasta de sésamo negra se encuentra en tiendas de alimentación asiáticas y en algunas grandes superficies 0,10 €
  • 2 cucharadas colmadas de coco rallado 0,25 €

Total 6,71 € por unos 48 macarons que obtendrás con estas cantidades, es decir 0,13 € por unidad. ¿Sabes de algo más delicado y más bueno por tan poco? Yo no.

Preparación

1. Precalentar el horno a 165ºC en función convección. (Si no tenéis horno de convección o queréis tener más base, os remito al tutorial Macarons: mis secretos incofesables)

2. Pulverizar el coco rallado con las semillas de sésamo unos segundos con ayuda de una thermomix o de un molinillo de café bien limpio. Aádir el polvo de almendras y el azúcar glas para conseguir la textura más fina posible. Tamizar sobre un bol grande. Mezclar bien.

3. Hacer un hueco en el centro del bol dejando algo de la mezcla de harina y azúcar glas en el fondo, y volcar los 55 grs de claras de huevo con el aroma de coco y combinar con la espátula. Mezclar bien cuidando que no quede nada en las paredes del bol sin mezclar. Reservar.

4. Poner los otros 55 grs de claras de huevo en un bol de batidora.

5. En un cazo poner a hervir a fuego medio los 38 grs de agua mineral con los 150 grs de azúcar hasta que el almíbar (así se llama a la mezcla del agua con el azúcar) alcance los 110ºC. Mantener al fuego el almíbar.

6. Comenzar a batir a velocidad media-alta hasta que alcancen picos suaves. Añadir entonces un pellizco de azúcar que ayudará a calentar las claras y evitará que la proteína se separe del agua que contienen en caso de que batamos demasiado.

7. Cuando el almíbar alcance los 120ºC, retirar del fuego y bajar la velocidad de la batidora a media-baja potencia. Añadir el almíbar poco a poco. El merengue se vendrá abajo pero es normal. Subir entonces la velocidad de la batidora y batir durante unos cinco minutos. Pasado ese tiempo, las claras deben estar firmes y brillantes y aunque el bol seguirá estando templado al tocarlo, la temperatura del merengue habrá bajado a temperatura ambiente (al menos a unos 45 grados). Si no es así, continuar batiendo hasta que la temperatura haya bajado.

8. Con ayuda de una espátula, volcar una tercera parte del merengue en la mezcla de polvo de almendras. Mezclar con movimientos envolventes. Continuar añadiendo el merengue a nuestra mezcla que no debería estar ni muy fluida ni muy dura, de modo que si hacemos un rizo con la espátula, mantenga la forma sin moverse ni deshacerse.

9. Pasar la mezcla a una manga pastelera con boquilla de un centímetro. Colocar nuestra plantilla de círculos sobre una placa de horno. Colocar un papel vegetal limpio sobre la plantilla de modo que podamos ver perfectamente los círculos dibijados debajo.

10. Colocar la manga rellena a 1 centímetro por encima de la placa de horno y comenzar a presionar la manga moviéndola circularmente hasta que rellenemos el círculo. Dejar de presionar la manga. Levantarla y pasar al siguiente círculo. Espolvorear con ayuda de un colador con un poco de coco rallado y unas semillas de sésamo negro. Esta operación es opcional y no añade sabor a los macarons, pero quedan muy bonitos.

11. Cuando tengamos todos los círculos hechos, deslizar con cuidado la plantilla debajo de los macarons y sacarla. Golpear firmemente la bandeja de horno sobre la encimera de modo que los picos que hayan podido quedar al realizar los círculos desaparezcan. Salpicar con coco rallado.

12. Hay quien deja reposar los macarons unos 30 minutos, pero yo solo los dejo unos 5 minutos porque no he encontrado diferencia entre reposarlos más tiempo o no. Hornear durante 10-12 minutos hasta que la superficie se vea brillante. La primera bandeja necesita unos 12 minutos pero las siguientes suelen estar bien con 10 minutos.

13 Poner la bandeja en una rejilla hasta que se enfríen totalmente. Introducir en el horno la siguiente bandeja de macarons.

14. Derretir el chocolate con la pasta de sesamo en el micro (si es de buena calidad bastarán unos 30 segundos). Añadir la crema pastelera y mover hasta que la mezcla sea uniforme. Pasar a una manga pastelera y dejar enfriar unas horas.

Trucos y consejos

  • Si lo prefieres puedes rellenar los macarons con una rema de chocolate blanco con coco
  • La pasta de sésamo negra la encuentras en tiendas de alimentación orientales
  • Dificultad: alta
  • Tiempo de preparación: 90 minutos
  • Raciones: salen unos 40 macarons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR