Estas son las mejores galletas de brownie de chocolate que has probado. Pero además es que son muy fáciles de hacer y no necesitan ingredientes extraños.

Y te digo que son las mejores totalmente convencida porque antes de publicarlas las he hecho muchas veces, y todos los que las han probado han dicho lo mismo: para ponerles un pico de ricas que están. Me encanta hacer galletas en casa porque se hacen muy rápido y en nada de tiempo tienes un dulce casero delicioso que gusta a todos.

Pero además estas es un placer especial hornearlas en casa por que toda ella olerá a chocolate. En casa mi hijo sabe si las he hecho por la mañana cuando llega del colegio porque todo hule a chocolate y es que el aroma es ya por sí solo para soñar.

La diferencia entre estas galletas y otras cookies de chocolate que hayas probado antes, es que tienen una textura muy jugosa, mullida, como un brownie. Y es que la masa se hace de manera parecida, aunque llevan un poquito más de harina para que puedan formarse bien.

En casa no duran y son las preferidas de mis sobrinos y tienen muchas posibilidades. Mi hijo es fan de migarlas en una copa grande con helado de vainilla, y a mi marido le gustan rellenas de nata.

Yo no les pongo pegas nunca y cuando quiero levantar el ánimo a algún amigo o a alguna de mis primas, una galleta de estas hace milagros. Son súper fáciles de hacer, no necesitan batidora eléctrica (yo la usé por tardar menos, pero con unas varillas manuales podrás hacerlas sin ninguna dificultad), y tienen ingredientes fáciles que seguramente tendrás en casa.

Lo único que tengo que recomendarte es que uses un chocolate de buena calidad. Yo usé un chocolate al 70% porque me encanta el sabor intenso del chocolate, pero puedes usarlo al 50% si lo prefieres.

te lo advierto: son adictivas y una vez las pruebes no pararás de hacerlas una y otra vez, y cada vez que las hagas, yo estaré sonriendo en casa pensando que has caído en las redes de estas galletas tan ricas. ¡Vamos a por ellas! ¡Aquí tienes el vídeo para que piuedas verlo entero!

 

Ingredientes

  • 380 g de chocolate al 70% (cuanto mejor sea la calidad del chocolate, más ricas estarán las galletas)
  • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar
  • 2 huevos grandes y una yema
  • 1 cucharada de extracto puro de vainilla
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo
  • 1/4 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 50 g de harina
  • 140 g de nueces picadas

 

Preparación

Encender el horno a 180ºC

Trocear el chocolate con ayuda de un cuchillo afilado. En un bol poner 3/4 partes del chocolate troceado y la mantequilla. Derretir al baño María o en el micro (a mi me bastaron 60 segundos). Reservar mientras va perdiendo el calor.

En un bol grande poner el azúcar, los huevos, la yema de huevo y la vainilla, y batir hasta que estén muy espumosas. Yo lo hice con una batidora de varillas eléctricas para ganar tiempo, pero si no tenéis podéis hacerlo con unas varillas manuales y un poquito de paciencia.

Cuando los huevos estén bien espumosos, tamizar sobre el mismo bol el cacao puro, la levadura, sal y bicarbonato y la harina. Yo usé un colador pequeño para que me fuera más fácil.

Con ayuda de una espátula, mezclar con movimientos envolventes todos los ingredientes.

Una vez la masa esté uniforme, añadir el chocolate que teníamos reservado y continuar mezclando. Por último incorporar las nueces. Ya podemos formar las galletas, pero yo prefiero meter la masa 5 minutos en la nevera para que endurezca un poco y me resulte más fácil formar las bolas de masa.

Poner un papel de hornear sobre una bandeja de horno, y sobre ella colocar las bolas de masa de galletas. Lo más fácil es usar una cuchara de helador, pero si no tenéis, basta una cuchara. Hay que separar bien las galletas una de otras porque en el horno se extenderán un poco ( yo pongo 6 en casa bandeja).

Hornear entre 15 y 17 minutos las galletas que quedarán tostadas por los bordes pero no por el centro. Pasar las galletas a una rejilla y dejar enfriar ¡A disfrutar!

Trucos y consejos

  • Si no te gusta el chocolate fuerte, utiliza un chocolate al 50% que tiene mucho aroma y sabor pero que no es tan fuerte
  • Sustituye las nueces por avellanas o tu fruto seco favorito, o si lo prefieres, no las pongas
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 18

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest