Llegamos a la ruta del Cañón del río Mao gracias a mi amigo Alfonso de Recetas de Rechupete. Unas semanas antes nos había enviado algunas fotos de esta ruta que él mismo hizo, y le pregunté por ella. Y nos consiguió enamorar, así que el Cañón del Sil estaba en el primer lugar de los sitios a visitar ese año en nuestro viaje a Galicia. El año anterior se nos quedaron pendientes algunos lugares, y teníamos claro que este año sería el primero de la lista.

canon rio mao

Veníamos de Puebla de Sanabria de donde salimos temprano para realizar esta ruta del Cañón del río Mao. Paramos a desayunar en Xinxo de Limia, donde hay que tomar la desviación hasta Barxacova, lugar de donde parte esta preciosa ruta. Cuando encontramos la desviación al pueblo, en lugar de tomarla, hay que seguir por la 0605 hasta el Albergue a Fábrica da luz, lugar desde donde parte la ruta. Allí mismo hay sitio para aparcar, tanto junto al albergue como en el arcén de la carretera antes de la bajada al mismo.

Hay múltiples opciones para realizar esta ruta del Cañón del río Mao. Podemos tomar el camino de ida y de vuelta, o bien llegar hasta el pueblo de Barxacova y volver por la carretera caminando a la sombra. Nosotros hicimos esta ruta en verano y hacía calor, de modo que decidimos volver por la carretera en lugar de volver por el mismo camino, aunque la cuesta es durilla,

La ruta del Cañón del río Mao transcurre en buena parte por una pasarela de madera, donde los saltos de nivel, se saldan con escaleras, de modo que no se puede hacer con bici ni con cochecitos de bebé. Es agradable para pasear y si se va con niños o con personas mayores, podemos volvernos en el momento en que lo creamos oportuno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nosotros tardamos algo más de hora y media en hacer el recorrido completo de esta ruta del Cañón del río Mao. Paramos para a hacer fotos y a disfrutar del paisaje, tomando pequeños desvíos para acercarnos al río y llegando hasta el final de las vides para poder ver la unión del cañón del Mao con el del Sil. Lo hicimos a paso rápido: partimos del albergue llegamos a Barxaova y volvimos por la carretera de arriba. Hay que llevar ropa ligera, una botella de agua grande y una gorra. Imprescindible el repelente de insectos si no queréis que os coman. Ya se sabe que cerca de los ríos siempre hay muchos insectos, así que no lo olvidéis.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Todo el camino discurre casi en su totalidad por la ribera del río donde podréis ver saltos de agua y zonas donde el río es tan ancho que casi parece un lago. Podéis bañaros si queréis porque hay zonas para ello y mucha gente acude hasta allí en canoas que se alquilan en algunos puntos cercanos del Sil, del cual el río es afluente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si hacéis la ruta completa hasta Barxacova, tendréis un fantástico premio: justo al final del camino, entre vides y parras, podréis ver el vértice en el que el río Mao desemboca en el río Sil. No os olvidéis que estáis en plena Ribera Sacra con vides por todos lados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El paraje es precioso y realmente merece la pena. El pueblo está formado por pocas casas, de piedra, algunas reconstruidas y es muy tranquilo. Nosotros no vimos más que a un par de peregrinos pero a nadie del pueblo, así que no contéis con comprar agua ni tomar nada allí.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La vuelta la hicimos por la carretera. Hay que subir una cuesta importante para coger el nivel que está mucho más alto, pero el resto del camino es cuesta abajo y a la sombra, entre árboles preciosos que forman bóvedas sobre la carretera, así que merece la pena.

La sensación después de dos horas de caminata fue fantástica sobre todo porque ya no tendría ningún cargo de conciencia por meterme entre pecho y espalda la comilona en el restaurante Merenzao, un restaurante en el mirador de As Cadeiras, en Sober, que me recomendó mi amigo Jorge Guitián.

OLYMPUS DIGITAL CAMERADisfrutar del campo en familia, caminando y disfrutando de este paisaje tan espectacular es perfecto. Te ríes, te cansas, te vuelves a reír y al final tienes la sensación de haberte ganado la comida y que esa vez las calorías no se van a pegar a las lorzas, lo cual en mi caso es genial.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Todo el camino en coche hasta y desde la salida de la ruta es precioso, con unas vistas impactantes. Hay miradores donde poder parar a hacer unas fotos preciosas y disfrutar del maravilloso Cañón del Sil. También hay dos puntos para poder alquilar canoas y diferentes sitios para hacer rutas sobre el río Sil.

Una experiencia muy recomendable para vivir Galicia de otra manera

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR