Esta receta de granola quinoa inflada, coco y almendras llegó a mi por casualidad. Me habían regalado un paquete de quinoa inflada (sí, la quinoa inflada existe) y non sabía qué hacer con ella. Tras mucho buscar y leer, decidí lanzarme a la granola porque además la última que había hecho este otoño de calabaza y avena ya se me había acabado.

Me puse a elegir ingredientes y como casi siempre que hago granola, me pierdo a la hora de elegir porque me apetece ponerle de todo así que esta granola de quinoa lleva lo que se me antojó, así que no dudes en modificar los ingredientes a tu antojo.

Básicamente esta tiene coco (rallado y en láminas ambos secos), almendras (con piel y todo porque me encanta su aspecto natural), y la quinoa inflada. Además le puse algunos pistachos que alegraran el color y cacao porque al final cuando el cacao se mezcla con la leche o el yogur da un sabor único a mis desayunos.

Para unir todos los ingredientes, nada mejor que un buen aceite de oliva. En la repostería yo creo que es aún más importante que el aceite sea de buena calidads, así que como siemrpe yo he usado en mi granola de quinoa, uno de OMED. En este caso un aceite con yuzu porque da un toque cítrico absolutamente genial a la granola.

Lo primero que pensé cuando abrí el paquete de quinoa es : “Oh, oh, está caducada porque está blanda”. pero no. La quinoa retoma su crujir con el horno mientras se hornea la granola de quinoa así que si os pasa, no la tiréis, porque os va a servir igual.

Esta granola me resulta mucho más ligera que la de avena. me encanta la de avena, vaya por delante, pero esta es más ligera, llena menos y cruje muchísimo más. En casa, el termómetro de estas recetas ers siempre mi hijo porque le gustan mucho como a mi. y en este caso no tuve que convencerle.

 

Ingredientes

  • 150 g de quinoa inflada (aunque parezca poco, es mucha cantidad, son casi 3 tazas)
  • un pellizco de sal
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 3 cucharadas de miel o de sirope de ágave o arce
  • 1/2 cucharada de pasta de vainilla, o una vaina raspada
  • 3 cucharadas de aceite de oliva de yuzu OMED
  • 60 g de almendras
  • 60 g de pistachos
  • 50 g de coco rallado
  • 50 g de chips deshidratados de plátano
  • 3 cucharadas de chia

 

Preparación

Precalentar el horno a 175 C.

En un tazón mezclar aceite, sirope, vainilla y cacao en polvo.

En un bol mezclar el resto de ingredientes. Cuando todo esté bien mezclado, calentar medio minuto en el microondas el tazón con el cacao y el sirope. Mover bien con una cuchara y añadir al bol de quinoa y frutos secos. Mezclar bien hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Cubrir con papel de hornear una bandeja de horno. Con ayuda de una cuchara, distribuir bien sobre la bandeja.

Hornear durante 20 minutos con cuidado de que no se queme el cacao, ya que amargaría. Si tenemos dudas, podemos ponerlo menos tiempo, o taparlo con papel aluminio durante 10 minutos, y luego destaparlo.

Sacar del horno la granola de quinoa y dejar enfriar en la misma bandeja.

Cuando salga el horno todo estará blando, pero conforme se enfríe la granola se pondrá crujiente y deliciosa.

Servir la granola de quinoa con leche o con yogur. Enseguida se pondrá de color chocolate ya que el cacao puro pasará su sabor y color.

Trucos y consejos

  • Para una versión sabor vainilla, no pongas el cacao en polvo
  • Sirve como toping de helados. La textura es absolutamente deliciosa
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest