El gazpacho andaluz es probablemente la sopa fría más famosa del verano. Sus sencillos ingredientes hacen de ella una bebida isotónica perfecta para los días de más calor y evita la deshidratación gracias a las sales y vitaminas que contiene.

Como en el caso de muchas recetas tradicionales, cada maestrillo tiene su librillo, y casi ninguna receta es igual que la otra. En mi caso, por ejemplo, no le pongo nunca pepino porque no me gusta el sabor que le da. ¿Las cantidades? También varían en función de cada receta porque cada uno la va adaptando a sus gustos personales. Solo hay una cosa común y obligatoria: el tomate que debe ser rojo y maduro para que tome su color, olor y sabor característico.

Hay además mil versiones distintas que añaden fresas, sandía, cerezas, manzana y otras frutas aligerando el sabor o dando distintos matices a esta sopa fría tan rica.

Vamos pues con esta súper receta de verano que nos acompañará todos los días durante los próximos meses como primer plato o como cena, fresquito, con o sin guarnición. Un fijo en nuestra mesa de verano, al menos en el Sur.

Gazpacho andaluz 10 (1 de 1)

Gazpacho andaluz 12 (1 de 1)

Gazpacho andaluz 2 (1 de 1)

Gazpacho andaluz 11 (1 de 1)

Gazpacho andaluz 1 (1 de 1)

Gazpacho andaluz 2 (1 de 1)

 

 

Ingredientes

  • 1.5 kg de tomates rojos maduros (cuanto mejores sean mejor saldrá) 2,00 €
  • 1 pimiento verde 0,20 €
  • 1 diente de ajo 0,05 €
  • 1/2 cebolla 0,10 €
  • 250 ml de aceite de oliva virgen extra 1,00 €
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez 0,20 €
  • 100 g de pan duro 0,10 €
  • 250 ml agua fría 0,05 €
  • 1 cucharadita de sal 0,03 €

Total 5,53 € que entre las 8 raciones que tendremos son 0,69€ por ración. Saludable, fresquita y barata esta deliciosa sopa de verano, ¡viva el gazpacho andaluz!

 

Preparación

1. Lavar las verduras y quitar el rabito a los tomates y pimientos. No es necesario pelarlos porque yo, una vez está listo, lo cuelo todo por un colador fino para que la textura quede cremosa y limpia.

2. Reservar un tomate y un pimiento para la guarnición. Trocear las verduras: tomates, pimiento y cebolla en trozos grandes. Quitar la hebra del centro del ajo y reservar.

3. En un vaso de batidora eléctrica, poner todos los ingredientes. Si no tenemos una batidora eléctrica, podemos hacerlo con una batidora de mano, pero nos llevará más tiempo y tendremos que hacerlo en dos veces para que sea más fácil conseguir la textura cremosa.

4. Batir bien hasta conseguir que todos los ingredientes estén bien triturados.

5. Sobre un bol grande, colar con ayuda de un colador fino para eliminar las pepitas y pieles y dejar una textura cremosa y fina. Dejar en la nevera al menos un par de horas. También podemos usar todos los ingredientes fríos y así podremos tomarlo enseguida.

6. Picar en brunoise (cuadradillos muy pequeños) un tomate y un trozo de pimiento verde que servirán de guarnición. Servir en cuencos y acompañar de la guarnición.

Trucos y consejos

  • Acompañar de jamón serrano picado
  • Preparar con antelación, aunque habrá que moverlo bien antes de servirlo porque el agua se separará de las verduras
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest