“Todos los humanos estamos hechos del mismo barro, pero no del mismo molde”

El pasado sábado 24 fué un gran día: Sigo con mis Cursos de cocina hindú y vietnamita en Inossidable, tuve mi primer Taller de tartas en Cuco Events, que afortunadamente fue genial, y abrió en Málaga una de mis tiendas favoritas.

Cuando vives fuera de tu ciudad una temporada, y al cabo del tiempo vuelves, te das cuenta de la de cosas que pasan a formar parte de tu rutina, que no valoras, a las que te has acostumbrado y que de pronto ya no tienes porque te has mudado y en la otra ciudad no hay. Podría enumerar montones de cosas que echo de menos, empezando por cada una de mis amigas, pero también echo de menos algunas tiendas que frecuentaba con cierta rutina. De alimentación, una de ellas sin duda es Taste of America. Un supermercado americano donde puedo encontrar un sin fin de caprichos y productos venidos del otro lado del charco. Bueno…, en realidad, la echaba de menos, porque ya no.

El 24 de Noviembre estuvimos de enhorabuena en Málaga: Taste of America abrió su primera sucursal en Andalucía, en la Calle Comedias número 11, de modo que tenemos más fácil poder volver a comprar mis caprichos: Desde utensilios de cocina, hasta los productos más auténticos y originales de la cocina norteamericana. Para mi, otro imprescindible en la lista de compras del centro, junto con el Mercado central, Inossidable, El templo del vino, El colmenero, etc.

¿Que donde está?… Mira el mapa:


Ver la localización de Taste of América más grande

Los que la conocéis ya sabéis de sus bondades, y los que no, no dudéis en hacerlo. Así que el mismo sábado por la tarde me apresuré a visitar la tienda, atestada de gente curioseando y comprando de todo un poco. Fui a por mis deliciosos nachos (una vez que los pruebas, los demás ya no significan nada…), los cereales favoritos de mi hijo (tienen todos los cereales americanos que podáis conocer) y la pasta de sandwich que convierte en sabrosos BigMac todas las hamburguesas a las que se la pongáis (en serio, no podéis imaginar cómo sabe).

Cuentan con una variedad muy grande de salsas para carnes, barbacoas y ensaladas (la salsa Cajun de Paul Newman convierte una triste pechuga de pollo en un diez, y la vinagreta de higos para qué contar…) y muchísimas especias de modo que ya no habrá que ir al extraradio para poder cocinar una buena comida hindú, china o mejicana.

Otra de las cosas increíbles es que encontrarás el tan bien amado por mi extracto de vainilla natural. Cuentan además con una selección muy amplia de fondants, frostings y preparados para magdalenas y tartas, y si os gusta de verdad la repostería, allí también podrás hacerte con los moldes Nordic Ware, los mejores sin duda para hornear bizcochos, especialmente los Bundt.

Chocolatinas y marshmallows,… así como toda la artillería de chucherías americanas conforman parte del resto de los productos, pero lo que más voy a disfrutar son los bagels que tan loca me vuelven. Los fines de semana es un placer saborear uno de estos panecillos calentitos: con cebolla, con canela, con sésamo, o sin nada, simplemente pan. Les puedes añadir: queso philadelphia y salmón, mantequilla y mermelada, crema de cacao o incluso crema de cacahuetes que también tienen.

Los americanos que viven en la zona y la costa están de enhorabuena porque ya no tendrán tanta morriña, y los que somos de aquí, también lo estamos porque podremos seguir disfrutando de estos placeres, que no por ser pequeños, son menos placeres. En los tiempos que corren tenemos que aprender a ser felices con las cosas sencillas, y pequeñas, y yo con estos caprichitos lo soy infinitamente. Date una vuelta, curiosea y pica. No te arrepentirás

De cocina americana a recetas de Thanksgiving o Navidad. ¿Estás preparado para cocinar?… Piensa en estas sencillas recetas para los días especiales de las fiestas que se avecinan

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 60 minutos
  • Comensales: 12 personas

Este plato se puede preparar con mucha antelación, ya que antes de hornearlo y de pintar el hojaldre con huevo, se puede congelar envuelto en papel film. En este caso, cuando lo vayamos a usar se saca del congelador, se pinta con huevo y se hornea a 175º unos 35 minutos.

Ingredientes

  • 2 manzanas peladas y cortadas en cubitos pequeños 0,35 €
  • 1 cucharada de mantequilla 0,15 €
  • 200 grs de azúcar 0,26 €
  • una pizca de cardamomo en polvo 0,10 €
  • 1 queso Brie redondo 1,05 €
  • 1 lámina de hojaldre (a mi ya sabéis que me gusta Lidl) 1,10 €
  • 1 huevo batido 0,12 €
  • un poco de canela 0,08 €
  • 1 cucharada de agua 0,01 €
  • 1 paquetito de galletas crackers para el queso 1,49 €

Total 4,71 € entre 12 personas sale a 0,39 € por persona. ¡Menos es imposible!

Utensilios

  • Horno
  • Pincel, cuchillos, sartenes, boles, etc

Preparación

1. En una sartén a fuego medio, derretir la mantequilla. Añadir las manzanas cortadas en daditos pequeños y saltear, moviendo de vez en cuando hasta que las manzanas estén tiernas y hayan soltado todo el jugo (unos 5 o 7 minutos). Añadir el cardamomo y mover hasta que el azúcar propio se haya disuelto y casi todo el jugo se haya evaporado (unos 12 minutos).

2. Retirar del fuego y dejar que las manzanas se atemperen.

3. Precalentar el horno a 170º.

4. Con un cuchillo bien afilado cortar el brie en horizontal por la mitad.

5. Cortar la lámina de hojaldre por la mitad también.

6. Colocar sobre cada mitad de hojaldre, una mitad de queso brie. Repartir la compota de manzana entre las dos mitades de queso.

7. Cortar el hojaldre dando forma redondeada de modo que quede un círculo lo más grande posible. Cerrar el hojaldre sobre el queso de modo que quede un agujero en el centro por el que se vea la compota.

8. Pintar con huevo batido el hojaldre.

9. Pasar a una bandeja de horno y hornear a 175º durante unos 35 minutos hasta que el hojaldre esté dorado y crujiente. Dejar reposar un par de minutos antes de servir.

10. Servir acompañado de las galletas crackers de queso.

 

Patatas crujientes (Crispy Smashed Rosated Potatoes)

Las patatas son otra guarnición que no puede faltar en ninguna cena de Acción de Gracias y ¿porqué no?, tampoco en Navidad. Hay mil formas de prepararlas y todas resultan deliciosas con el pavo y las salsas. Un simple puré de patatas cocidas resulta delicioso, pero yo tenía ganas de sorprender a mis invitados, y lo conseguí. Las patatas fueron un éxito, no tienen porqué tener el sello de plato barato, y se acabaron todas. Deliciosas, ligeras y originales.

  • Nivel de dificultad: Intermedio
  • Tiempo de preparación: 60 minutos
  • Comensales: 12 personas

Ingredientes

  • 1 kilo de patatas pequeñas 1,70 €
  • 1 cucharada de tomillo fresco picado 0,15 €
  • 1 cucharada de romero fresco picado 0,15 €
  • 2 ramas de romero fresco 0,15 €
  • un puñado de sal gorda 0,05 €
  • un puñado de sal normal 0,10 €
  • Medio vaso de aceite de oliva 0,60 €
  • 125 grs de mantequilla 0,48 €
  • un poco de pimienta negra recién molida 0,05 €
  • 1 cucharada de perejil fresco picado 0,10 €

Total 3,53 € que son 0.29 € por persona. Tiene las 3 Bes: bueno, bonito y barato.

Utensilios

  • Horno
  • Cuchillos, sartenes, espumaderas, boles, etc

Preparación

1. Colocar las patatas en una cacerola con agua. El agua debe cubrir unos cuatro centímetros por encima las patatas. Dejar hervir durante unos 10 minutos hasta que las patatas estén tiernas. Para saber si lo están, pasados 10 minutos desde que hayan comenzado a hervir, pinchar una patata para ver si está blanda.

2. Una vez las patatas estén listas, escurrirlas de agua.

3. Secarlas bien y con ayuda de una espumadera aplastarlas con cuidado hasta que queden de un grosor de un centímetro aproximadamente.

4. Precalentar el horno a 100º.

5. En una sartén grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio con las ramitas de romero hasta que el romero empiece a tostarse (unos dos minutos). Pasar el aceite a un bol y reservar.

6. En la misma sartén y por tandas, dorar las patatas a temperatura alta. Para ello añadiremos una cucharada de aceite y otra de mantequilla. Doraremos por un lado las patatas hasta que estén bien tostadas y crujientes. Dorar por el otro lado.

7. Una vez bien tostadas, pasar a una rejilla para que escurran todo el aceite sobrante.

8. Repetir el paso 6 y 7 hasta dorar todas las patatas.

9. Pasar las patatas a una fuente de horno y salpimentar con sal gorda y pimienta negra recién molida. y calentar en le horno hasta que vayamos a tomarlas.

10. Cuando las presentemos, pasarlas a una fuente y salpicar el romero, tomillo y perejil picados por encima.

¡Ojo!, tomad nota del truco, podéis prepararlas por la mañana y calentarlas en el horno (160º) antes de servirlas.

Están deliciosas y crujientes y ¡nunca haréis suficientes porque se acabarán seguro!.

Abajo tenéis el nuevo Taller de cocina de Navidad: Navidad Gourmet que vamos a hacer el próximo sábado 15 de diciembre por la mañana en Cuco Events. Cinco recetas especiales para sorprender en estas fiestas que se nos avecinan. No te lo pierdas.

También os dejo el reportaje aquí de los Cursos de cocina asiática en Inossidable; y las fotos del Taller de Tartas de Loleta en Cuco Events, por si os apetece ver cómo hicimos las tartas tan maravillosas que os presenté en el álbum Sweet Dreams. ¡Gracias por todo!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest