Este Bizcocho salado de queso gorgonzola es siempre una sorpresa. Cuando lo sirvo en casa en las cenas como aperitivo o haciendo las veces de pan siempre obtengo caras raras por parte de mis invitados: ¿un bizcocho antes de la cena?

Pues sí. Bizcocho salado de queso gorgonzola es precisamente eso, un entrante salado que me sirve para acompañar unos embutidos o un paté o para tomar solo porque está muy rico.

Su textura es muy suave, como la de un bizcocho, pero al no llevar azúcar y sí queso, sal y pimienta, resulta delicioso. Podéis además hacer las versiones de este Bizcocho salado de queso gorgonzola que más os apetezca: añadir unos tacos de chorizo o bacon, añadir frutas (en este caso yo lo hago casi siempre con peras pero solo con su piel y queda delicioso).

Si queréis puedes sustituir o eliminar el queso gorgonzola. Eso sí, este Bizcocho salado de queso gorgonzola es delicioso y apuesto a que lo repetirás una y otra vez.

En casa el único que protesta es mi hijo porque cuando llega a la cocina y lo ve, siempre cree que es un bizcocho dulce y cuando lo prueba ¡horror! es un Bizcocho salado de queso gorgonzola, que es probablemente el único que no le gusta. “Porque no lo has probado lo suficiente” le digo yo siempre. Pero estoy segura de que a vosotros os va a gustar tanto como a mi. ¡Vamos a por el!

Bizcocho salado de queso gorgonzola

Bizcocho salado de queso gorgonzola

Bizcocho salado de queso gorgonzola

Bizcocho salado de queso gorgonzola

Bizcocho salado de queso gorgonzola

 

Ingredientes

  • 440 g de harina 0,20 €
  • 32 g de levadura en polvo 0,20 €
  • 1 cucharadita de sal 0,03 €
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida 0,05 €
  • 4 huevos 0,50 €
  • 2 yogures griegos 0,19 €
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra 0,45 €
  • 250 g de queso gorgonzola 2,45 €
  • la piel de 2 peras 0,55 €

Total 4,62 sue entre las 10 porciones que salem de este pan-bizcocho son 0,46 € por ración. Deliciosamente barato

 

Preparación

1. Precalentar el horno a 180º.

2. En un bol mezclar la harina, la levadura, la sal y la pimienta negra.

3. Añadir los huevos, los yogures y el aceite y mezclar bien con ayuda de una batidora hasta conseguir una mezcla homogénea.

4. Trocear con las manos el queso. Picar la piel de las peras y añadir a la mezcla del bizcocho.

5. Con ayuda de una espátula, mezclar hasta que el queso quede bien integrado.

6. Engrasar bien un molde rectangular y volcar la mezcla en el molde. Hornear durante unos 35-40 minutos.

7. Pasados 10 minutos, desmoldar y dejar enfriar completan,ente sobre una rejilla.

 

Trucos y consejos

  • No me gusta añadir los trozos de pera porque el bizcocho pierde firmeza, pero si quieres puedes hacerlo. Usa las peras para una ensalada, una tarta o para tomarla de postre.
  • Hornear en moldes de magdalenas para tener bizcochos individuales y servir como bollitos de pan en una cena o comida más especial
  • Acompañar de una mermelada de pimientos o tomates
  • Tiempo de preparación: 50 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest