Estos bagels de pulled pork con cerveza son un mito en las visitas de amigos en casa. No es algo que puedas improvisar, pero sí algo que se hace casi solo con tiempo y sin prisas. Una receta fácil y sencilla con mucho sabor y que crea adeptos cada vez que la preparo.

Para mí es un gustazo tener amigos en casa siempre. Estar todos felices de reunirnos sin el lío del trabajo, en un ambiente relajado para ponernos al día de todo. No hay horarios y cada uno va llegando como puede. En esas ocasiones que nos juntamos siempre preparo platos fáciles que puedo tener listos con tiempo y que me permiten disfrutar de la compañía.

Este pulled pork con cerveza cumple con creces todo eso y se ha convertido en una de las favoritas de todos, aunque sí os digo que hay que prepararlo con tiempo. El secreto de esta receta está en prepararla sin prisas, con mucho tiempo para que la carne coja todo el sabor de la cerveza y quede tan tierna como para deshacerse con un tenedor sin necesidad de usar cuchillo.

La cerveza debe tener carácter porque es lo que va a dar a nuestra carne ese toque único. Yo he elegido la ideal: Alhambra Reserva Roja, una cerveza de Granada que me encanta por el sabor y aroma que da a la carne, y de la que mi marido se ha enamorado. Es una cerveza de Cervezas Alhambra, una cerveza de carácter tradicional en la que el tiempo no cuenta y sí la elaboración cuidada en el arte de hacer cervezas de calidad.

Pero además de funcionar genial en la elaboración de la receta de hoy, es perfecta para acompañar estos súper bocadillos, que yo preparé con unos bagels de semillas de amapola. La elaboración de esta cerveza se hace sin prisas y el resultado es una cerveza con tonos rojizos que me encantan, y con una espuma que me gusta mucho porque es consistente y tarda en bajar, por eso prefiero servirla y no tomarla de la botella. ¿Lo mejor? Su sabor es intenso, de trago lento para disfrutar sin prisas y mis amigos se pelean por ella porque aunque parece una cerveza fuerte por su color, luego es más suave de lo que puedes pensar. Ideal para conversar y disfrutar de un rato juntos

Cuando me reúno con mi familia o amigos, me gusta disfrutar a fondo el momento, sin prisas, disfrutar de cada risa, de cada anécdota aunque la hayamos contado ya mil veces porque me sigue encantando escucharlas, disfrutar de tenerlos en casa. Pasar el rato tan a gusto sin mirar el reloj.

A ellos les encanta este pulled pork con cerveza, así que espero que a vosotros os guste mucho también. Es súper fácil y tenéis el éxito asegurado. Y además lleva la receta de mi salsa barbacoa que está para tomar a todas horas. ¡Vamos a por ella!

Ingredientes

  • 1600-1800 g de carne de jamón de cerdo
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • sal y pimienta
  • 1 botellín de Alhambra Reserva Cerveza Roja, de Cervezas Alhambra 33cl
  • unas hojas de espinacas frescas
  • un poco de lombarda
  • una zanahoria rallada

Para la salsa barbacoa casera

  • 500 ml de tu tomate Ketchup favorito
  • 250 ml de agua
  • 125 ml de vinagre de manzana
  • 5 cucharadas de azúcar moreno
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire (Perrins es la más común)
  • 1/2 cucharada de mostaza
  • 1/2 cucharada de pimienta negra

1 En una cacerola apta para horno colocar la pieza de carne entera. Salpimentar. Añadir la cebolla picada y los dientes de ajo. Añadir la cerveza entera. La cerveza debe ser de la mejor calidad porque es lo que va a dar ese sabor tan especial a nuestra carne. Tapar y dejar hornear durante una hora a 200 grados.

2. Pasado este tiempo, bajar la temperatura a 160º y dejar cocinar tapado durante 3 horas, hasta que al pinchar con un tenedor la carne pueda cortarse sin dificultad. La carne debe cocinarse lentamente, para que luego quede jugosa y tierna. Si lo hiciéramos en menos tiempo, entonces quedaría seca.

3. Sacar la carne del horno. Poner la pieza de carne sobre un bol grande o una tabla de cortar, y con ayuda de dos tenedores, deshacer en tiras. Si es necesario usar un cuchillo, entonces es que la carne necesita más tiempo de horneado. En ese caso, la devolveríamos al horno y la dejaríamos una hora más. Guardar la salsa que nos quede quitando toda la grasa que podamos.

4. Ahora preparamos la salsa barbacoa (BBQ). Para ello en un cazo ponemos la salsa de la carne junto con todos los ingredientes de la salsa BBQ, y dejamos cocer a fuego medio durante media hora hasta que la salsa haya reducido bien y esté caramelizada. El olor es espectacular. Cuando se haya enfriado, mezclar con la carne

5. Montar los bocadillos. Podéis usar el pan que más os guste pero yo compré estos bagels de semillas de amapola que me encantan. Poner unas hojas de espinacas frescas, encima la carne y terminar con un poco de col lombarda y una zanahorias rallada. ¡A disfrutar!

Trucos y consejos

  • Puedes usar esta carne sobre unos nachos crujientes y tendrás un aperitivo de 10
  • Prepara mucha cantidad y congela lo que te sobre
  • Tiempo de preparación: 5 horas
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 16

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest